Print this page

El jueves finaliza el plazo para evitar la demolición del Peru Zaballa

Este próximo jueves concluirán los plazos para presentar reclamaciones en vía administrativa ante la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente y evitar el derribo del polideportivo municipal Peru Zaballa, cuya concesión caduca en noviembre. Según confirmaron fuentes de Costas a este periódico, «se ha presentado el pasado mes de junio un requerimiento desde el Consistorio castreño para evitar la demolición de la instalación deportiva ubicada en la playa de Ostende». Asimismo, los servicios técnicos municipales han interpuesto ya un recurso contencioso administrativo para tal fin.
El pasado viernes, la gestora socialista dijo desconocer «si se habían presentado, desde el tripartito municipal, las pertinentes reclamaciones». Según un documento interno, firmado por el secretario municipal, José Manuel Ballesteros, se desconoce «si se han realizado y se han ejecutar las medidas en su día acordadas con la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente». Afirma, además, el documento que «la Secretaría no tiene constancia de ninguna actuación de Alcaldía encaminada a la efectiva suspensión del derribo».

Inadmisible

Opina el funcionario que dicha presunta falta de actuación, de conformarse, «sería simplemente inadmisible y podría producir graves perjuicios a los vecinos del municipio de Castro Urdiales». Hay que recordar que, antes del pasado verano se anunció que en noviembre finalizará la concesión de los suelos de la marisma para el polideportivo.

Tras un encuentro en Madrid con los responsables de Medio Ambiente, el equipo de gobierno se comprometió a dar una serie de pasos, que les han sido informados reiteradamente por Ballesteros, según consta en el documento interno que consistiría en que el Consistorio debía acreditar los perjuicios que se pudieran ocasionar por el derribo.

Extraído de: eldiariomontanes.es


Castro recurre ante la Audiencia Nacional el derribo de un polideportivo

El Ayuntamiento de Castro formuló ayer un recurso ante la Audiencia Nacional para evitar el derribo del polideportivo Peru Zaballa. La instalación fue condenada a la piqueta el pasado verano después de que el Ministerio de Medio Ambiente diese por concluida la concesión que permitió su construcción en una zona de dominio Marítimo Terrestre en la playa de Ostende.

El permiso debería haber sido renovado a petición del Consistorio, sin embargo, según ha reconocido el alcalde, Fernando Muguruza, por un error se olvidó. Pese a que la decisión es firme, la Dirección de Costas ofreció al Ayuntamiento la posibilidad de recurrir el derribo, para así retrasarlo y dar tiempo a buscar otro emplazamiento para construir un nuevo polideportivo. Asimismo, a instancias del secretario, el organismo también admitió costear la demolición, que asciende a un millón de euros.

Falta de acción

«Esta mañana se ha cursado el recurso en contra de la decisión de tirar el Peru Zaballa», adelantó Fernando Muguruza. La noticia, no obstante, ha vuelto a levantar la polémica en el municipio. Ayer, el secretario municipal, José Manuel Ballesteros, emitió un informe en el que critica la actitud del primer edil que, a su juicio, «políticamente no ha hecho todo lo que debería para solucionar este asunto». «No se han buscado los terrenos ni se han mantenido todos los encuentros que se deberían con el Gobierno regional, con la Dirección de Costas, ni con Medio Ambiente», advirtió el funcionario.

El alcalde, por su parte, desmintió estas acusaciones y aseguró que la prueba de que se han llevado a cabo todas las acciones necesarias es que «el contencioso administrativo ya está interpuesto ante la Audiencia». «El secretario obra nuevamente de mala fe», acusó el regidor.

Extraído de: elcorreodigital.com