x

¿QUÉ PEDIMOS HOY?

Haz clic para ver restaurantes con comida a domicilio y para llevar en Castro Urdiales


#CERRAR ANUNCIO

Quejas ciudadanas tras detectarse errores en la OCA

Cientos de trabajadores de Castro Urdiales que no residen en la localidad protestan estos días porque la empresa adjudicataria Dornier no les entrega su tarjeta para aparcar en la zona regulada por la Ordenanza Castreña de Aparcamiento (OCA). Hay que recordar que, el pasado mes, el pleno atendió una alegación que daba derecho a los no residentes que pudieran demostrar que trabajan en la localidad, a obtener una tarjeta anual por 16 euros. Sin embargo, todo parece indicar que al incluir el anuncio de las modificaciones aprobadas en el BOC, se cometieron varios errores, por lo que la acreditación sólo afecta a los comerciantes.
Salvador Hierro (IU), edil de Obras y Servicios (IU), denunció ayer, en una rueda de prensa, que lo publicado en el boletín no se corresponde al contenido de la aprobación plenaria. «Las multas por infracciones en la zona OCA casi cuatriplican lo establecido». Por todo ello, pidió responsabilidades «a la empresa, funcionarios, y al propio alcalde, Fernando Muguruza (PRC)».

Hierro aseguró que «las modificaciones plenarias han sido manipuladas. No sólo se están vulnerando los derechos de los trabajadores, sino también los de los concejales que sacamos adelante la reclamación ciudadana», apuntó.

Multas

Pero los errores en la publicación no sólo se centran en la tarjeta, sino que, además, según Hierro, «tampoco se ajusta a la realidad lo recogido respecto a las sanciones de aparcamiento de la ordenanza castreña». El edil aseguró que el conductor que estacione en zona regulada por la ordenanza y no ponga ticket en su salpicadero o este no esté visible, se puede encontrar con una multa de 90 euros, según el BOC, frente a los 24 que están estipulados en la ordenanza firmada por el alcalde, Fernando Muguruza (PRC).

Hierro criticó que «es absurdo e irrisorio que a quien aparque mal se le sancione con entre 30 y 50 euros, mientras que quien estacione en la zona regulada pague 90».Y añadió «es más cómodo aparcar mal en la acera, que en la zona OCA». Por la discriminación que supone para los vecinos los cambios, Hierro señaló que desde Izquierda Unida, «pedimos que se suspenda la OCA porque no se ajusta a lo que el pleno aprobó». También pide IU, partido político que junto a PP y PRC componen el equipo de gobierno municipal, «que se depuren responsabilidades por los errores que se han incluido en la aprobación definitiva de las modificaciones de la ordenanza de aparcamiento».

Ordenanza polémica y sin orden

Al realizar las modificaciones de la OCA (Ordenanza Castreña de Aparcamiento), el alcalde castreño, Fernando Muguruza, defendió que la zona de aparcamiento debía estar regulada para «ordenar el tráfico». Sus socios en el equipo de gobierno tripartito (PP e IU) no estaban conformes.

Los portavoces de Partido Popular e Izquierda Unida ya expusieron, en la sesión plenaria ordinaria del mes agosto, las quejas ciudadanas ante los cambios que se iban a producir en la ordenanza. En 2001, estos dos partidos, socios del PRC en esta legislatura, participaron en una movilización ciudadana contra la OCA. Desde que comparten labores de gobierno local, los tres socios del tripartito, siempre han mostrado sus posturas contrapuestas en este asunto.

Desde que se puso en marcha, la ordenanza de aparcamiento ha provocado el rechazo popular. El punto máximo de las críticas se produjo hace cinco años, con una manifestación que fue respaldada por empresarios y trabajadores de la hostelería y el comercio de la localidad, así como las distintas juntas vecinales y el municipio de Guriezo. Todos ellos consideraban que la OCA repercutiría en contra de sus intereses.

Extraído de: eldiariomontanes.esAl realizar las modificaciones de la OCA (Ordenanza Castreña de Aparcamiento), el alcalde castreño, Fernando Muguruza, defendió que la zona de aparcamiento debía estar regulada para «ordenar el tráfico». Sus socios en el equipo de gobierno tripartito (PP e IU) no estaban conformes.

Los portavoces de Partido Popular e Izquierda Unida ya expusieron, en la sesión plenaria ordinaria del mes agosto, las quejas ciudadanas ante los cambios que se iban a producir en la ordenanza. En 2001, estos dos partidos, socios del PRC en esta legislatura, participaron en una movilización ciudadana contra la OCA. Desde que comparten labores de gobierno local, los tres socios del tripartito, siempre han mostrado sus posturas contrapuestas en este asunto.

Desde que se puso en marcha, la ordenanza de aparcamiento ha provocado el rechazo popular. El punto máximo de las críticas se produjo hace cinco años, con una manifestación que fue respaldada por empresarios y trabajadores de la hostelería y el comercio de la localidad, así como las distintas juntas vecinales y el municipio de Guriezo. Todos ellos consideraban que la OCA repercutiría en contra de sus intereses.

Extraído de: eldiariomontanes.es

También podría interesarte... (mgid)

También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver