x

¿QUÉ PEDIMOS HOY?

Haz clic para ver restaurantes con comida a domicilio y para llevar en Castro Urdiales


#CERRAR ANUNCIO

El juez rechaza anular la retirada de la ayuda foral a la línea Bilbao-Castro

  
Desestima la medida solicitada por la compañía porque «no existe perjuicio económico»
 
 
El Juzgado de lo Contencioso número 4 de la Audiencia de Vizcaya ha decidido no revocar la retirada de la subvención foral a la línea de autobuses Bilbao-Castro, aunque aún tiene que resolver sobre el fondo del asunto. La revocación había sido solicitada por la firma que explota el trayecto, Encartaciones S.A.

El Juzgado de lo Contencioso número 4 de la Audiencia de Vizcaya ha decidido no revocar la retirada de la subvención foral a la línea de autobuses Bilbao-Castro, aunque aún tiene que resolver sobre el fondo del asunto. La revocación había sido solicitada por la firma que explota el trayecto, Encartaciones S.A. Sus responsables interpusieron primero una demanda contra la decisión de dejar la línea sin ayudas económicas y, luego, solicitaron que se paralizara de forma cautelar hasta que se conociera la sentencia. Argumentaban que la Diputación había realizado una actuación «ilegal» que causaba un «daño económico».

Según han confirmado fuentes del gobierno foral, el juez «no ha considerado probado» que se esté causando ese perjuicio a la compañía. «Ellos presentaron una serie de pruebas en ese sentido, pero, a la vista de las que presentó el Departamento de Transportes, no se han tenido en cuenta», apuntaron desde la institución foral.

Cuantiosas pérdidas

El diputado general, José Luis Bilbao, anunció en octubre de 2005 que la línea de viajeros a Castro saldría de Bizkaibus, lo que suponía la retirada de la subvención. La medida se hizo efectiva el pasado 1 de noviembre y desencadenó un conflicto laboral en Encartaciones S.A. En febrero pasado, la compañía presentó un expediente de regulación que afectaba a veintitrés trabajadores. «Sin el dinero que nos aportaban las arcas forales no podemos mantener la plantilla actual», aseguraban en la empresa, que ha cuantificado en 75.000 euros al mes la pérdidas originadas por la retirada de la subvención foral.

Como consecuencia de ello, y tras el despido de un empleado, el comité de empresa convocó una serie de paros que nunca llegaron a realizarse, porque se llegó a un acuerdo con la Diputación. El pacto prevé que los posibles despedidos sean recolocados en otras de las empresas que componen Bizkaibus.

A finales de marzo, Encartaciones S.A. anunció la retirada del expediente de regulación «hasta que el juez decida si se suspende cautelarmente la retirada de la subvención». Fuentes de la compañía de autobuses han adelantado que, de no ser atendido el recurso judicial, «no nos quedará más remedio que prescindir de casi una veintena de trabajadores».

También podría interesarte... (mgid)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver