Castro tramita la apertura de la planta superior del castillo-faro

Castro tramita la apertura de la planta superior del castillo-faroEl alcalde de Castro Urdiales, Iván González (PP), anunció ayer el inicio de los trámites administrativos para abrir al público la planta superior del castillo-faro, cerrada desde que se realizó, en 2008, una reforma integral que incluyó la construcción de una cafetería.

El regidor municipal aseguró que los técnicos del Ayuntamiento ya están elaborando el pliego de condiciones para poder sacar a concurso la gestión de la cafetería. «Queremos que alguien, sea de Castro o de fuera del municipio, se haga cargo de esta instalación».

González quiso dejar claro ayer que la deuda que actualmente tiene el Ayuntamiento con la empresa Cenavi, encargada en su día de realizar la reforma del edificio, no es un obstáculo para la apertura de la planta superior, ya que la zona de abajo, donde su ubica la sala de exposiciones, está abierta desde 2008.

«Ellos nos reclaman 844.000 euros por esos trabajos y los servicios jurídicos están comprobando que las tareas que realizaron suponen esa cantidad. De todas formas, nuestra intención es llegar a un acuerdo con ellos para poder saldar la deuda», comentó.

El alcalde de Castro también se refirió ayer a otras instalaciones que están cerradas, en contra su voluntad. «Mi intención es que se puedan abrir al público, definitivamente, otras instalaciones municipales como la ermita de Santa Ana, el yacimiento Flavióbriga, el centro de empresas de Vallegón, etcétera».

Renuncia a un canon

El concejal de Turismo, José Ucelay (PRC), anunció la semana pasada que la Autoridad Portuaria de Santander está dispuesta, en principio, a renunciar al canon que le correspondería en caso de que el Ayuntamiento de Castro comenzara a cobrar la entrada al castillo-faro.

Ese canon estaba incluido en un convenio de cesión de las instalaciones, de 1998, por el que la Autoridad Portuaria, titular de las instalaciones, cedía el uso de las mismas al Ayuntamiento con fines cívico-culturales pero establecía una serie de condiciones. Entre ellas, se recogía que «si la utilización con fines sociales y culturales del faro no fuera en algún momento de libre acceso o gratuita, dicha utilización devengará a la Autoridad un canon, cuya cuantía se determinará por ambas partes».

Del mismo modo, esta entidad deberá recibir parte de lo que se recaude con la puesta en marcha de la cafetería ya que el acuerdo deja claro que «si se requiriera la puesta en marcha de actividades complementarias, tales como hostelería, se precisará el otorgamiento de la oportuna concesión administrativa por parte de la autoridad, que fijará el canon por su utilización».

 

También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver