x

¿QUÉ PEDIMOS HOY?

Haz clic para ver restaurantes con comida a domicilio y para llevar en Castro Urdiales


#CERRAR ANUNCIO

Una vecina de La Loma dice que el agua de su casa le produce manchas en la piel

El testimonio de una vecina de la urbanización El Cantábrico, situada en La Loma, Castro Urdiales, evidenció ayer, una vez más, las carencias de algunas de las urbanizaciones que se levantan en esa zona, que no tienen servicios como el correo, la limpieza viaria o el suministro eléctrico.

Gloria Muñoz prestó declaración ayer ante el magistrado Luis Acayro Sánchez dentro del denominado 'caso La Loma', en el que se investigan presuntas irregularidades urbanísticas por falta de licencias, y la construcción de viviendas en suelo público. Esta vecina denunció ante el instructor que vivir en su casa «es una aventura». Tanto es así, que llegó a declarar que le salen manchas en la piel debido al agua que llega hasta su vivienda. «Ya lo denuncié. Llevamos año y medio con aguas fecales y no entiendo cómo no se ha hecho algo todavía. No voy a poder sobrevivir. Estoy cansada», reconoció.

Esta testigo aseguró que el mayor problema al que se enfrentan los vecinos de su urbanización es el agua. «Hay un exceso de cloración que quema la piel».

El caso es que el testimonio de esta vecina no es nuevo. Fernando Liberal, otro de los cincuenta propietarios de la urbanización 'El Cantábrico' aseguró hace un año, en declaraciones a este periódico, que desde hace cuatro años «sabemos que el agua no se puede beber. Ni siquiera sirve para cocinar. Mi mujer y yo sólo lo usamos en el baño».

Informe de Sanidad

En enero de 2010, la Dirección General de Salud Pública realizó un informe sobre el agua que llega a los vecinos de 'El Cantábrico', en el que advertía de la presencia de contaminación fecal y ausencia de desinfectante en el agua de esa urbanización. «El abastecimiento de agua a la urbanización no está siendo gestionado correctamente, ya que no se efectúa la preceptiva desinfección del agua y la muestra analizada es no apta para el consumo humano».

En dicho informe se apuntaba que la captación de agua en esa urbanización es subterránea a través de una púa existente en el interior de una caseta que se sitúa en una zona ajardinada en el centro de la urbanización. El agua captada se almacena en un depósito anexo en el que existe un sistema de dosificación del desinfectante, del que hay una garrafa llena. En el momento de la toma de la muestra, los responsables de la Consejería de Sanidad observaron que no se estaba dosificando el desinfectante.

Ante esta situación, el abogado de los vecinos de La Loma pidió hace seis meses, como medidas cautelares, que los promotores y las administraciones local y autonómica instalaran los equipos necesarios que permitan garantizar el normal suministro de agua a las urbanizaciones, al igual que el suministro eléctrico del que carecen algunas casas del entorno. Por el momento, la petición no ha sido atendida.


También podría interesarte... (mgid)

También podría interesarte... (adsense)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver