CURSO ESCOLAR 2020/2021/ Los tres posibles escenarios que Educación contempla para el próximo curso

La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó  ha presentado las medidas implantadas por el Gobierno de Cantabria de cara al próximo curso escolar dentro del protocolo de actuación para todos los centros educativos de Cantabria (públicos y concertados).

En función de la evolución epidemiológica, la consejería de Educación plantea tres posibles situaciones.

Escenario 1

Aún si llegado septiembre nos encontráramos en un escenario que permita un inicio de curso lo más normalizado posible, la organización de los centros variará notablemente.

En primer lugar, todos los alumnos y alumnas a partir de seis años, es decir, a partir de Primero de Primaria incluido, llevarán mascarilla. Lo harán no sólo en los desplazamientos por los centros educativos, sino también cuando estén en las aulas, aunque se puedan mantener la distancia de seguridad de al menos 1,5 metros.

Además, en toda Educación Infantil y en todos los cursos de Educación Primaria, todos, sexto incluido, se crearán grupos de convivencia estables. El alumnado de cada grupo, junto con su tutor o tutora y, en el caso de las aulas de Educación Infantil, junto a al Técnico de Educación, formarán un grupo burbuja, que podrá interactuar entre sí, pero no relacionarse con otros grupos del centro educativo.

Estarán, por norma general, solamente en su aula de referencia y junto a su docente, sin tener contacto con otros grupos. La conformación de estos grupos permite limitar los contactos, algo clave para el control epidemiológico, y, también, una adopción rápida de medidas en caso de contagio.

Este principio de no interacción con otros grupos habrá de ser especialmente estricto para el alumnado exento de la obligatoriedad de llevar mascarilla, es decir, para el alumnado de Educación Infantil.

En el resto será obligatorio el uso de mascarillas y los centros reorganizarán los espacios de forma que se cuente con una separación de al menos 1,5 metros, lo que supone una ocupación de espacio de 2,25 metros por alumno/a. Serán, por tanto, las dimensiones de las aulas las que marquen el número de alumnos máximo aconsejable que puede albergar.

En este escenario 1, el transporte escolar funcionará con regularidad y en él será obligatorio el uso de mascarilla para todo el alumnado, incluido el de 3 a 6 años.

En cuanto al servicio de comedor, habrá de prestarse garantizando la limpieza entre turnos y el mantenimiento de una distancia de seguridad mínima de 1,5 metros. Es muy aconsejable el establecimiento de turnos para reducir el número de alumnos que coinciden al mismo tiempo y, excepcionalmente y hasta el fin de la alerta sanitaria, las comidas podrán servirse en las propias aulas, para mantener juntos y separados del resto del alumnado, a los grupos de convivencia estable.

Todas estas medidas rigen también en la FP u otras enseñanzas de régimen especial, donde, además, para reducir la movilidad del alumnado, se deberán establecer zonas por familias profesionales, incluyendo aulas, talleres y laboratorios.

 

Escenario 2

Si llegara el caso de tener que pasar al escenario dos, se priorizaría la presencia de parte del alumnado, y habría de simultanearse la docencia presencial y no presencial.

Así, con carácter general, se priorizará la docencia presencial del alumnado de las etapas de Infantil, Primaria y Segundo de Bachillerato. Dentro de la ESO, la prioridad de docencia presencial sería: Primero, Segundo, Tercero y Cuarto.

En caso de tener que establecer una división del alumnado de cada grupo para que alternen docencia presencial y no presencial, los centros habrán de priorizar la asistencia al centro del alumnado más vulnerable.

Y en este caso, se favorecerá, en la medida de lo posible, que el alumnado que esté en modalidad on-line pueda seguir la impartición presencial al mismo tiempo que sus compañeros/as que estén en las aulas.

En este escenario, se valorará la suspensión temporal del servicio de comedor o su prestación incrementando las medidas de seguridad. En caso de ser necesaria la suspensión, la Consejería, en coordinación con los centros, establecería un servicio sustitutivo para el alumnado más vulnerable. El servicio de transporte seguiría funcionando con normalidad.

 

Escenario 3

Esta situación implicaría de nuevo la suspensión temporal de la docencia presencial.

 

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver