La sede del Gobierno y el Monumento al Indiano participarán el sábado en 'La hora del planeta'

El Ejecutivo cántabro, a través de la Consejería de Medio Ambiente, colabora con la campaña internacional contra el cambio climático de WWF 'La Hora del Planeta', que tendrá lugar este sábado entre las 20.30 y las 21.30 horas. Diferentes edificios públicos, como la sede del Gobierno regional o el Monumento al Indiano, apagarán la luz durante sesenta minutos, mientras que Medio Ambiente repartirá 10.000 velas en Santander, Torrelavega, Castro-Urdiales y Camargo, durante toda la jornada para fomentar la participación ciudadana en esta iniciativa.

Entre los puntos que se quedarán a oscuras también figuras enclaves dependientes de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, como el Monumento al Indiano, en Peña Cabarga, o el Palacio de Sobrellano, en Comillas, así como los edificios que albergan las Consejerías de Medio Ambiente y la de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad.

El programa de Medio Ambiente para la dinamización ciudadana de 'La hora del planeta' --durante la que se apagarán las luces en instalaciones como las sedes de MARE y el CIMA--  tiene como iniciativa principal el reparto simbólico de 10.000 velas en los cuatro núcleos urbanos más poblados de Cantabria: Santander, Torrelavega, Castro-Urdiales y Camargo.

Un equipo de educadores ambientales efectuará la entrega por las calles de estos ayuntamientos el propio sábado, explicando a los viandantes las características, objetivos y formas de participación en la edición 2010 del 'apagón planetario'.

'APAGA LA LUZ, ENCIENDE EL PLANETA'

La nueva edición de 'La hora del planeta' de WWF, bajo el lema 'Apaga la luz, enciende el planeta', tiene como objetivo movilizar a más de 1.000 millones de personas, para que apaguen las luces de sus hogares por espacio de una hora, entre las 20.30 y las 21.30 horas, a fin de demostrar el apoyo a esta iniciativa contra el aumento de las temperaturas.

En 2009 fueron 4.159 ciudades de 88 países las que extinguieron las luces de sus monumentos más emblemáticos. Con estas cifras, WWF multiplicó por cuatro su objetivo inicial y logró que más de 1.000 millones de personas se sumaran a esta iniciativa, lo que supuso casi la sexta parte de la población mundial.

UN VOTO POR LA TIERRA

Para el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, la participación en La Hora del Planeta "supone un voto por la Tierra frente al cambio climático, en un momento en el que debe dejarse atrás el tiempo de los discursos para pasar la acción".

"En pocas ocasiones existe la oportunidad de sumarse a centenares de millones de personas en un gesto común, que muestra como la posibilidad de cambiar las cosas está aún en nuestras manos", apostilló.

Además del apagado de edificios y el reparto simbólico de velas, se ha insertado el banner promocional de la campaña de WWF en las webs del Gobierno regional (www.gobcantabria.es) y la Consejería de Medio Ambiente (www.medioambientecantabria.com), para "facilitar la implicación del mayor número de personas, colectivos e instituciones posible", según señaló Martín.

EVOLUCIÓN DE LA CAMPAÑA

'La hora del planeta' de WWF comenzó en una ciudad y un solo país en 2007. Más de 2,2 millones de hogares y empresas en Sidney, Australia, apagaron las luces durante una hora el 31 de marzo de 2007.

Un año después, la campaña implicó a 370 ciudades de más de 35 países de 18 zonas horarias distintas, y pasó de ser un evento puntual en Sidney a un movimiento global por la sostenibilidad.

Entre 50 y 100 millones de personas apagaron las luces durante la Hora del Planeta 2008.

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver