domingo. 14.04.2024

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Castro ha decidido dar un paso más en su lucha contra el exceso de ruidos a horas intempestivas. Si hace sólo unos meses los responsables municipales prohibieron realizar tareas de bricolaje y otras chapuzas domésticas los domingos y festivos, ahora vigilará de cerca la zona de copas de la localidad durante los fines de semana para que nadie suba el tono más de la cuenta. Para ello, el Consistorio instalará veinte sonómetros en varias calles y bares del casco histórico del municipio.

La medida, pionera en Cantabria, viene motivada por las múltiples quejas vecinales que recibe la concejalía cada semana. Pese a que la iniciativa podría extenderse a otras zonas del municipio en un futuro, el Ayuntamiento ha seleccionado los enclaves que más protestas ciudadanas generan. En concreto, está previsto instalar siete medidores de sonido en las calles La Rúa, Ardigales y Artiñano, donde no se podrán sobrepasar los 65 decibelios. Según explicó el edil de Medio Ambiente, Pedro Quintana, el control de los registros 'urbanos' será competencia de la Policía local.

Inspecciones semanales

De esta forma, cuando el sistema detecte más ruido del permitido, emitirá una señal en comisaría, y los agentes acudirán de inmediato al lugar. El caso de los pubs es algo distinto. Los propietarios deben asegurarse de contar con una buena insonorización en el local, porque a los vecinos no les puede llegar el eco de la música a «más de 30 decibelios».

Las mediciones acústicas registradas en los trece bares elegidos serán revisadas por técnicos de la propia concejalía «cada lunes». En caso de infringir la norma, el Ayuntamiento remitiría una primera carta de apercibimiento a los propietarios. Y si persistiera en la falta, le seguiría una multa. En casos reiterativos, el Consistorio podría cerrar el local.

Convencido de que los derechos a descansar y a salir de fiesta «se pueden compatibilizar», Quintana está satisfecho con la acogida que ha tenido la medida entre los dueños de los pubs. Y es que la mayoría tilda la iniciativa, que absorberá 50.000 euros, de «eficaz» y cree que «beneficiará a los que cumplen la ley». La instalación de estos 'registros sonométricos on-line' arrancará este mes. En mayo ya estarán operativos.

Extraído de: elcorreodigital.com

Una veintena de sonómetros controlarán el ruido en la zona de copas de Castro