lunes. 15.04.2024

Hay que mirar a través del retrovisor para actualizar lo que ocurrió el año 2005, cuando el entonces secretario general de los socialistas de Castro Urdiales, Rufino Díaz Helguera, fue expulsado, junto a cinco compañeros más, del PSOE por haber firmado una Moción de Censura contra el alcalde Fernando Muguruza Galán quien gobernaba como militante del PRC y apoyado por el PP e IU. Rufino Díaz y sus compañeros desoyeron las órdenes del PSOE sobre la no firma de la citada Moción.

A raíz de ese hecho, el militante socialista Kepa Gabancho Sierra interpuso una Demanda contra la Junta Gestora, por «incumplimiento estatutario» que fue admitida a trámite y posteriormente recibía el apoyo a través de una sentencia favorable y contra la que interpuso Recurso la Junta Gestora. La sección 2ª de la Audiencia Provincial de Cantabria «ha desestimado el Recurso de Reposición interpuesto por el Partido Socialista Obrero Español» señala Kepa Gabancho Sierra, quien recuerda que «con fecha 7 de enero de 2009 envié un escrito a la nueva Ejecutiva Local y a su secretario Daniel Rivas en el cual y a la vez, les ponía en conocimiento de esta Resolución y de mi postura de cara a ella, así como de medidas conciliadoras de cara a la normalización.

En base a esta Resolución había dos alternativas por mi parte; dar orden al juzgado para que ejecutasen la sentencia obligando a la Agrupación Socialista Local a asumirla llevando a cabo una Asamblea con el orden del día y censo de aquella época, es decir año 2005, o bien no llevar a cabo ninguna opción, dado que no se darían en la actualidad las condiciones que originaron la Demanda y por lo que un numeroso grupo de militantes socialistas nos movilizamos, tales como la salida de la Ejecutiva causante de los incumplimientos Estatutarios tal y como ha venido a dictaminar la Audiencia Provincial de Cantabria y, por otro lado, que para el mes de abril de 2009, los compañeros ex concejales expulsados podrán volver al PSOE si lo consideran oportuno, en base a la caducidad de su expediente vigente en la Comisión de Ética y Disciplina de la Ejecutiva Federal, al haber transcurrido 4 años desde su aplicación.

Por todo lo expuesto he optado por la segunda opción y dejar vía libre a la Ejecutiva Local, ya que una vez resuelto favorablemente este proceso judicial, queda demostrado que las formas y los medios utilizados por la Gestora Socialista, presidida por José Guerrero, impuesta desde Santander y ejecutado por sus miembros de entonces no fueron legales y por lo tanto democráticos, amparándome en la sentencia del Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Castro Urdiales de la Demanda inicial y los Magistrados de la Audiencia Provincial en el Recurso de Reposición, condenando al PSOE al abono de las costas».

Gabancho Sierra formaliza su baja como militante socialista

Remata Gabancho Sierra diciendo que «una vez resuelto y finalizado el proceso, he tomado la firme decisión de formalizar mi baja como militante, decisión que no tomé antes, como es obvio, al tener abierto este proceso judicial. Ello no excluye mi mejores deseos para la nueva Ejecutiva Local en esta andadura que han iniciado».

Extraído de: elalerta

Sentencia en contra de la expulsión de Díaz Helguera y 5 afiliados del PSOE