martes. 28.05.2024

La asociación ciudadana califica el actual estado de la gestión municipal como “zona catastrófica”. La disolución del Ayuntamiento ha de ser reclamada por el gobierno de Cantabria al gobierno de España que, previo acuerdo favorable del Senado, puede ordenar la disolución. Otro Castro Es Posible ha constatado ausencia de voluntad constructiva y a favor de los intereses de los castreños tanto entre los miembros del equipo de gobierno municipal, como entre los distintos partidos políticos que forman la oposición.


Castro Urdiales (Cantabria), 12 de febrero de 2010.- La asociación ciudadana Otro Castro es Posible, tras los últimos autos judiciales de inhabilitación parcial al alcalde del municipio, sumados a la cascada de procedimientos penales en las que aparecen imputados o procesados más de la tercera parte de los miembros de la corporación, a lo que se une la suspensión de militancia de varios concejales de partidos políticos con representación en el consistorio y, especialmente, la falta de un cambio político en la localidad y la inexistencia de una voluntad manifiesta de los partidos políticos castreños de constituir un ‘gobierno de salvación’ o ‘gobierno de manos limpias’, solicita a los poderes públicos competentes su actuación para disolver el Ayuntamiento de Castro Urdiales y establecer una comisión gestora que administre el municipio hasta las próximas elecciones municipales de 2011.

La asociación ciudadana había solicitado la creación de un gobierno municipal de manos limpias en mayo de 2009, solicitud que se reiteró a principios de noviembre de 2009 reclamando a los partidos locales para que exigieran la dimisión de los concejales imputados o procesados en causas penales, y la constitución de ‘gobierno de manos limpias’ como salida a la actual crisis municipal que, según la asociación, “paraliza la acción municipal, denigra la imagen del municipio de Castro Urdiales, y cuestiona la confianza de la población en sus representantes políticos locales”. La asociación ciudadana quiere dejar claro que debe prevalecer la presunción de inocencia sobre todas las personas imputadas, sin embargo, “no es admisible que cargos sobre los que existe la posibilidad de ser declarados culpables continúen manejando los asuntos públicos”.

Por este motivo, Otro Castro es Posible demanda ahora la intervención inmediata de los poderes públicos con potestad para llevar a cabo la disolución del gobierno municipal. Aunque la disolución puede ejercerse por iniciativa del propio Gobierno de España, la asociación ciudadana considera más ajustado que sea el Gobierno de Cantabria quien dirija  la propuesta al Gobierno de la nación, que a su vez, es el que puede aprobar la disolución del Ayuntamiento, previo acuerdo favorable del Senado.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, declaró el pasado 7 de noviembre la necesidad de disolver el Ayuntamiento de Castro, declaración que cambió 48 horas después para posicionarse en la dirección de promover un ‘gobierno de manos limpias’ antes de plantearse la disolución como último recurso; ésta es la misma postura que ha mantenido la ejecutiva local del PRC. En realidad, la postura de Otro Castro, como se señala, no difiere de la del presidente de Cantabria, razón por la que “tras el fracaso de los partidos políticos para buscar una nueva mayoría de manos limpias, el presidente del ejecutivo cántabro debiera mostrar coherencia política más allá de intereses partidistas a corto plazo que finalmente revierten en una situación que perjudica no sólo a la ciudadanía castreña, sino también, los intereses generales de la región”.

La asociación ciudadana ha mantenido contacto con los grupos políticos y ha constatado la incapacidad de los líderes de la oposición para promover la  presentación de una moción de censura que desemboque en un nuevo gobierno municipal. Resulta especialmente llamativa, declara la asociación, “la postura del PP de Castro y de Cantabria de reclamar para sí la alcaldía, cuando su grupo tan sólo conserva dos concejales, una frivolidad inadmisible teniendo en cuenta la extrema situación que se vive en el Ayuntamiento, de la que hasta hace bien poco fueron partícipes”.

Otro Castro manifiesta que ya ha pasado el tiempo en el que los políticos debieran haberse puesto de acuerdo, “ahora toca que los poderes públicos, empezando por el Gobierno de Cantabria, den muestras de la responsabilidad política que les exige el ejercicio de sus cargos”. En este sentido Otro Castro se ha dirigido al presidente Revilla, solicitando una reunión para tratar este asunto.

15 meses más de crisis en el Ayuntamiento: Castro Urdiales “zona catastrófica”

Las consecuencias de esta situación de colapso de la actividad del Ayuntamiento de Castro Urdiales son múltiples y alcanzan la práctica totalidad de la acción del consistorio de este municipio. Castro Urdiales, dice la asociación,  “es un municipio sin dirección política, sin liderazgo, sin proyecto de futuro, y sobre todo, con un equipo de gobierno que aunque tiene la legalidad democrática como para seguir sosteniéndose en la poltrona, no tiene la legitimidad ética para gobernar. Ni el alcalde ni los concejales que le apoyan pueden pretender gobernar un pueblo cuando sobre ellos pesa la acción de la justicia”.

Otro Castro no olvida que ha sido esta corporación, y especialmente su alcalde Muguruza, la que ha recibido positivamente en más de una ocasión sus reivindicaciones, especialmente en lo relacionado con la Peña de Santullán, hasta el punto de que ha llegado a asumir un recorte considerable de la zona de explotación de la cantera, y ha iniciado acciones judiciales contra el PSIR de Vallegón, todo ello a instancia de la Plataforma para Salvar la Peña. Sin embargo, “el hecho de que esta corporación haya tenido acciones puntuales coherentes con la defensa de la legalidad urbanística, y que agradecemos, no justifica una situación en la que prevalece la falta de dirección política sobre el urbanismo, la hacienda municipal, o la gestión de los servicios públicos, una situación que bien podríamos calificar como zona catastrófica”.

Durante los últimos meses la situación no ha hecho sino empeorar, hasta el punto de que en la actualidad no hay ni un solo partido político sosteniendo al actual equipo de gobierno, mientras que la agrupación electoral Acuerdo por Castro parece romperse ante la ausencia de liderazgo de Rufino Díaz. “En esta situación, cuando en el equipo de gobierno se compone por concejales que han sido suspendidos o expulsados de sus partidos, cabría preguntarse por la escasa representatividad que tiene el actual equipo de gobierno, es decir, no solo falta ética, sino que también falta legitimidad democrática”.

De aquí a las próximas elecciones aún quedan 15 meses en los que va a continuar la acción de la Justicia, con nuevos procesos, más imputaciones, juicios… Para Otro Castro es Posible, esta situación justifica una medida tan excepcional como la disolución del Ayuntamiento.

Nota de prensa de la Asociación Ciudadana 'Otro Castro es Posible'

PARA MÁS INFORMACIÓN:

Otro Castro es Posible

http://www.otrocastro.com

[email protected]

Tel.: 615 074 805


Otro Castro es Posible advierte de que los castreños pueden sufrir la crisis del...