martes. 25.06.2024

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, aseguró hoy que el Plan de Puertos e Instalaciones Portuarias de Cantabria no es un proyecto "faraónico" sino "realista", mientras el diputado 'popular' Luis Carlos Albalá reconoció la necesidad del proyecto, pero criticó los retrasos y la falta de participación de los ayuntamientos afectados en la redacción que, a su juicio, resta "transparencia" al proyecto.

En su comparecencia en Comisión parlamentaria, el consejero explicó que el plan --en el que el Gobierno de Cantabria invertirá 266 millones de euros hasta el año 2013-- se adecua a las demandas existentes en el sector pesquero y deportivo de la región, asegura la integración territorial de las infraestructuras portuarias respetando el medio ambiente y es viable desde el punto de vista económico gracias a la inversión pública y privada.

Albalá, por su parte, se mostró de acuerdo con la "necesidad" del plan para "ordenar" y "revitalizar" los puertos pesqueros y deportivos de Cantabria pero aseguró que "nace con luces y sombras" y que sendos antecedentes "significativos" confieren "dudas" a la "fiabilidad del plan".

Se refirió así a Ley de Puertos de Cantabria de 2004 que si bien establecía en su preámbulo que es "absolutamente innecesaria" la creación de la entidad pública empresarial Puertos de Cantabria para la gestión del plan se produjo, un año después, un "radical cambio de opinión" en el Gobierno que desembocó en la disposición adicional tercera de la norma que permite la creación del ente público. "A fecha de hoy", observó Albalá, permanece la "cómica contradicción" en el preámbulo y la disposición de la ley.

Mazón, que compareció acompañado del presidente de dicha entidad, José María Díaz Ortiz, admitió las críticas y reconoció la "incoherencia" de la ley en la que "se coló un párrafo muy drástico" aunque apuntó que se trata de una cuestión que "no viene a cuento ahora". "Lo importante de las leyes no es el preámbulo, sino el articulado", sentenció.

Al respecto, el portavoz del grupo regionalista, Rafael de la Sierra, pidió a los 'populares' "más memoria", "autocrítica" y "coherencia" ya que, según defendió, las modificaciones en la ley "se decidieron entre todos" por lo que apeló a la necesidad de ser "consecuentes". En su opinión, el plan es un "ejemplo" de "ponderación" y "sentido común" a la vez que es "especialmente cuidadoso" con el medio ambiente.

En la misma línea se pronunció el portavoz socialista, Martín Berriolope, quien solicitó a los 'populares' que sean "más rigurosos". Además, observó que desde la oposición no critican elementos "esenciales" del plan, sino aspectos "circunstanciales" del mismo por lo que, dedujo, que el PP "en el fondo" no discrepa del plan. "Es lógico" apostilló Berriolope para quien este proyecto tiene un "gran nivel de desarrollo" y resuelve un "déficit histórico" de la Comunidad con los puertos pesqueros y deportivos.

Retrasos y falta de participación

Por otro lado, Albalá criticó que la puesta en marcha del plan se ha retrasado "de momento", dos años y cuatro meses a pesar del plazo máximo de un año fijado en la normativa para la redacción del plan desde su entrada en vigor. "Un plan retrasado y sólo explicado en parte por los titubeos de un Gobierno que se mostró indeciso y cambiante como se demostró en las dos modificaciones de la Ley de Puertos", reflexionó.

El consejero justificó, por su parte, los retrasos aludiendo a la Ley de Puertos que marca "plazos imposibles". Asimismo, evidenció que los ritmos de la obra pública son "muy largos" y, en materia de puertos, "aún más" debido a la "compleja" tramitación. En este punto, destacó el hecho de que el Plan de Puertos no da "cobertura" a la especulación urbanística ya que no contempla la construcción de viviendas.

El portavoz 'popular' también lamentó la "falta de participación" de los ayuntamientos afectados algo que tachó de "más que discutible". A este respecto consideró que el plan es un "instrumento de ordenación" que tiene "prevalencia" sobre la ordenamiento urbanístico de los municipios. Por ello, consideró que los ayuntamientos, más que aportar alegaciones o sugerencias, deben ser "participantes reales", hecho que a su parecer sólo se ha producido en San Vicente de la Barquera.

Mazón tachó la acusación de "incoherente" ya que es "imposible coordinarse totalmente" y elaborar el plan "de igual a igual" con los municipios. "El plan es del Gobierno y los ayuntamientos participan", apostilló el consejero que repasó "uno por uno" los siete municipios afectados --Castro Urdiales, Laredo, Santoña, Colindres, Suances, Comillas y San Vicente de la Barquera-- asegurando que "todos conocen perfectamente" la elaboración del Plan de Puertos de Cantabria.

Además, Albalá puso de manifiesto que al optarse por un modelo híbrido de financiación (gestión directa a través de la entidad pública empresarial de Puertos de Cantabria y concesión de obra pública) el desarrollo del plan costará 179 millones de euros más de lo que supondría si lo gestionara directamente el Ejecutivo autonómico y que "deja a futuros Gobiernos de Cantabria hipotecados".

En este sentido, el diputado 'popular' consideró que le parece "muy mal" el hecho que se aplique un plan "forzado y retorcido" por las inversiones ya ejecutadas desde su entrada en vigor en noviembre de 2005, inversiones de la entidad pública empresarial Puertos de Cantabria que cifró en 26 millones de euros.

En opinión de Mazón, las actuaciones acometidas hasta la fecha se están ejecutando "adaptadas al plan" al igual que las inversiones que también se adaptan al proyecto por lo que subrayó la "transparencia" del mismo.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Mazón asegura que el Plan de Puertos no es un proyecto faraónico, sino realista