lunes. 15.04.2024

La pedanía castreña de Santillán tendrá resuelto en 2001 el problema de la fuerte densidad de tráfico de vehículos que circulan por el interior de su núcleo urbano, una vez se ejecuten totalmente las obras de soterramiento de los viales que vertebran el pueblo. La junta vecinal de esta localidad castreña está atravesada por las carreteras autonómicas Castro Urdiales-Las Muñecas y Santullán-Sámano, vía esta última que también se utiliza como acceso a la autovía en el enlace de Lusa.

El esperado proyecto de la variante de Santullán salió el pasado 16 de abril a concurso en el Boletín Oficial de Cantabria. La empresa pública Gestión de Viviendas e Infraestructuras, Gesvicán, adjudicará unas obras que absorberán 7,8 millones de euros y, cuyos trabajos se realizarán en un plazo de 16 meses. Las empresas que concurran a la convocatoria podrán presentar sus propuestas al concurso hasta el próximo 1 de julio.

La actuación consistirá en la construcción de un túnel subterráneo que atravesará el centro urbano e incluirá también, la ejecución de dos rotondas y un ramal que unirá la cantera y la CA-250 con la variante y que permitirá el acceso desde la zona sur de la localidad al enlace de la autovía A-8 sin necesidad de entrar en Santullán.

Será además el principal acceso para los vehículos pesados al Polígono Industrial de Vallegón desde la autovía. En este sentido, el vial de Vallegón será también acondicionado y reurbanizado en su totalidad, dado el mal estado actual que presenta.

Impacto ambiental

El proyecto diseñado para la variante de Santullán reduce al mínimo el impacto medioambiental y no afectará al futuro crecimiento de la localidad, en la que, actualmente, están censadas cerca de 700 personas.

Esta infraestructura viaria se incluye dentro del denominado Plan de Choque contra la crisis, con el que se invertirá un total de 63 millones de euros. La variante es la segunda con más dotación económica de la veintena de infraestructuras que contempla el Plan, tras la variante de Comillas a la que el Ejecutivo destinará 9,2 millones de euros.

Extraído de: EL MUNDO

La Variante de Santullán se concluirá en dos años