lunes. 15.04.2024

ETA se atribuyó este lunes la autoría de cinco atentados cometidos entre los pasados meses de enero y mayo, incluidas dos bombas trampa contra policías vascos que no lograron su objetivo. En un comunicado remitido al diario independentista vasco Gara, su habitual canal de comunicación, la banda afirma que colocó el artefacto que el pasado 16 de enero estalló junto a un repetidor de televisión en el barrio de Santa Bárbara de Hernani (Guipúzcoa), donde luego se encontraron otras dos bombas cuyo objetivo eran los artificieros de la Ertzaintza que fueran a desactivar la primera.

ETA también asume el coche bomba del Campo de las Naciones, una zona de negocios de Madrid, del pasado 9 de febrero, horas después de que el Tribunal Supremo anulara las candidaturas electorales del entorno etarra para las elecciones autonómicas vascas del 1 de marzo. La explosión, que no causó heridos, pero sí abundantes daños materiales, tuvo lugar junto al edificio de una filial del grupo constructor Ferrovial.

El atentado iba dirigido contra esa compañía, según ETA, "debido a la responsabilidad contraída por sus trabajos en el Tren de Alta Velocidad, que Madrid está llevando a cabo para incidir en la partición y destrucción de Euskal Herria por medio del cemento". La banday su entorno se oponen a la construcción del nuevo trazado de alta velocidad en el País Vasco y ha colocado entre sus objetivos a las empresas que trabajan en el proyecto.

ETA también se atribuye la bomba contra una sede de los socialistas vascos en Lazkao, el 23 de febrero, ataque que forma parte de su campaña "contra los partidos fascistas españoles". Su última reivindicación es la del pequeño artefacto del 26 de marzo cerca de la casa de un empresario vasco, que, según ETA, se negó a pagar el dinero que se le pedía, así como el ataque contra un repetidor de telefonía en la localidad de Castro Urdiales (Cantabria) el 6 de mayo pasado.

Esta última explosión se produjo un día después de que el socialista Patxi López asumiera el cargo de 'lehendakari', convirtiéndose en el primer jefe del Gobierno vasco no nacionalista. El comunicado de ETA llega al día siguiente de que la Guardia Civil desarticulara un plan de la banda para sacar a dos de sus miembros de la cárcel de Huelva, en una operación en la que fueron detenidas siete personas, entre ellas tres miembros de ETA.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó que, con ese plan de fuga, ETA "intentaba elevar la moral de su tropa", ya que "sus militantes están preocupados por su seguridad y tienen buenas razones para estarlo" y ETA "está pasando por un mal momento".

Fuente: Agencia Europa Press

ETA se atribuye la autoría del atentado en el repetidor de telefonía en Castro