lunes. 15.04.2024

¿Por qué Fernando Muguruza, alcalde tránsfuga de Castro Urdiales, continúa teniendo apoyos y sigue al frente del Ayuntamiento? Una posible respuesta a este hecho la ha dado el ex interventor municipal, Fernando Urruticoechea, que ejerce la acusación particular en el proceso judicial abierto en el Consistorio y que apuntó ayer al «dinero». Denunció así que muchos de los beneficios de la trama de corrupción desatada en Castro, que afecta a más municipios cántabros, no han sido sólo para «financiar las campañas» de los partidos con representación en esta localidad, sino que «han ido a las direcciones» de las correspondientes formaciones políticas.

«La trama de corrupción no está aislada del mundo político de Cantabria», aseguró el que fuera responsable de la fiscalización interna de la gestión económica del Ayuntamiento castreño de abril de 2001 a marzo de 2006 y que ayer se despidió como interventor-tesorero en Cantabria para empezar una nueva etapa profesional en Murcia. «No es una cosa de tres o cuatro malos, sino que es toda una trama de corrupción», insistió.

Pero antes de irse, cargó contra los tres últimos equipos de Gobierno a los que tachó de «corruptos». Y es que, según afirmó, desde 1992 se ha producido un «saqueo directo y total» al patrimonio público y a los fondos del Ayuntamiento. Esta «tremebunda corrupción», fruto de un «nepotismo y caciquismo exacerbados» y una «corriente de dinero público», es además «bien visible» para «cualquiera» que, por supuesto, «lo quiera ver». Apuntó así Urruticoechea que tras la construcción de más de 10.000 viviendas en los últimos años, el municipio debería contar con un patrimonio público «ingente» pero, sin embargo, «no hay nada de nada: ni equipamientos, jardines, ni zonas de ocio».

Aunque afecta a más ayuntamientos, explicó que la corrupción ha sido «muchísimo mayor» en Castro Urdiales porque fue «número uno» en construcción y urbanismo y, en consecuencia, ha dispuesto de grandes fondos públicos.

Acusaciones directas

Urruticoechea acusó directamente al ex alcalde Rufino Díaz Helguera de haber saqueado el Ayuntamiento durante las tres legislaturas en las que estuvo al frente de la Administración Local (1991- 2003) e incluso aseveró que en los cuatro años que gobernó el tripartito PP, PRC e Izquierda Unida (2003-2007) hubo más corrupción que en todo el mandato de Díaz Helguera. Además, según dijo, fueron cómplices de los políticos los servicios técnicos municipales, la oposición e incluso la Propia Fiscalía a la que acusa de haberse inhibido del problema.

Tras rechazar que la trama de corrupción haya sido descubierta por el Tribunal Cuentas -ni siquiera por él mismo-, el ex interventor indicó que este organismo se limita a cuantificar «parte de lo que se ha podido averiguar» ya que otra parte es «imposible» puesto que se ha «destruido documentación». No obstante, sostiene que la corrupción era «perfectamente conocida» y desde el año 2000 «todas estas cosas ya estaban en los periódicos y en los plenos».

Extraído de: abc.es

Denuncian «un saqueo total» de los fondos del Consistorio de Castro