miércoles. 30.11.2022

El municipio de Castro Urdiales no está conforme con el modo en el que se ha planteado el proyecto de construcción del tercer carril de la Autovía A-8, que uniría Solares y El Haya. El Ministerio de Fomento ha remitido al Consistorio de Castro un informe que recoge el impacto ambiental de la obra, y éste ha valorado negativamente el documento.

El motivo de descontento del Ayuntamiento castreño reside en que el proyecto de obra sitúa nueve de las quince zonas seleccionadas para desechar el escombro dentro del término municipal de Castro, en concreto, en la zona del Valle de la Llosa. Según la alcaldía, estas zonas son, además, de especial protección ambiental.


El Ayuntamiento de Castro tampoco está de acuerdo con los lugares indicados en el documento para la recogida de la piedra necesaria para desarrollar las labores de construcción.

El Ayuntamiento de Castro ha remitido una carta al Ministerio de Fomento en la que le recuerda que el municipio ya cuenta con un vertedero adecuado para depositar los desechos y una cantera, la de Santillán, que debería utilizarse para obtener piedra, en caso de que se recurra a la localidad para recaudar piedra.

UN BASURERO

Agapito Pastor, concejal de Urbanismo ha declarado que espera que el Gobierno de España escuche sus reclamaciones y realice los cambios solicitados. Asegura que, de lo contrario, “podría formarse un gran revuelo. Primero con los vecinos del entorno de La Llosa, y después con el propio Ayuntamiento de Castro que no piensa permitir que el municipio parezca el basurero de Cantabria”.

Fuente: Nuestro CANTÁBRICO

Castro se opone al impacto ambiental que supondría el tercer carril de la A-8