miércoles. 24.04.2024

Los ministros de Agricultura y Pesca han llegado hoy a un acuerdo de

las posibilidades de pesca para 2007 que incluye que la veda de la

anchoa en el Golfo de Vizcaya continúe cerrada, al menos hasta junio,

aunque establece "campañas experimentales" a partir de abril. Asimismo,

se ha decidido un aumento en un 20% de la cuota que podrá pescar de

merluza del norte, un 17 de cigala, así como mantiene el total admitido

de captura de 2006 para especies como el gallo y el jurel.

El asunto más complicado de las negociaciones fue el

relativo a la anchoa, donde la Comisión había propuesto mantener la

veda en el Golfo de Vizcaya que decretó el pasado mes de julio debido a

la escasez de las reservas. España apoyaba esta posición, pero no

Francia, que reclamó un TAC igual al de 2006, es decir 5.000 toneladas,

con un idéntico reparto entre España y Francia, del 90 y el 10%

respectivamente.


El acuerdo final fue mantener un

TAC cero hasta al menos junio del año que viene pero permitiendo

"campañas experimentales" entre el 15 de abril y el 15 de junio que

supondrán capturas de esta especie que podrán comercializarse. Según el

texto del acuerdo, se permitirá que 20 barcos españoles y ocho

franceses, correspondiente al 10% del esfuerzo pesquero de cada país,

"se desplieguen" en el Golfo de Vizcaya.

No se especifica un

número determinado de toneladas que podrán ser capturadas y cada 15

días España y Francia deberán informar de sus resultados a la Comisión,

a la que corresponderá la decisión de suspender esta actividad cuando

considere que se han "colectado datos suficientes". Entonces, Bruselas

podrá decidir, teniendo en cuenta los informes científicos sobre el

estado de las reservas, proponer un TAC".

Reacciones

Espinosa

celebró los términos del acuerdo sobre la anchoa y restó importancia

como método de captura a las campañas experimentales. "El TAC cero era

lo que pedía el sector, lo que hemos defendido y lo que se ha

aprobado", dijo en rueda de prensa al término del Consejo, donde agregó

que "tenemos muchísimas campañas experimentales en todo el mundo, no es

un tema nuevo, es habitual".

El ministro francés de Agricultura

y Pesca, Dominique Bussereau, afirmó que "hemos sabido hablar y llegado

a este compromiso" que, dijo, "no es ni el resultado que nosotros ni

España hubiéramos deseado, pero permite a cada uno dar un paso hacia el

otro, que es como deben hacerse a nivel político las relaciones

convenientes y amistosas".

Por su parte, el consejero de

Agricultura y Pesca del País Vasco, Gonzalo Sáenz de Samaniego, subrayó

que "es importante que por primera vez existe un considerable avance

respecto a años anteriores al prevalecer el TAC cero para anchoa, ya

que no se debería poner en peligro la supervivencia de esta especie en

contra de los informes científicos, de la experiencia y opinión de todo

el sector pesquero del Cantábrico y también del clamor de toda la

sociedad". No obstante, apuntó los "interrogantes" que le suscita la

autorización de las campañas experimentales y esperó que éstas no sean

"una invitación para defraudar el total admitido de captura (TAC) cero".

Tranquilidad

Por

otra parte, Elena Espinosa, mostró su "satisfacción y enhorabuena para

el sector pesquero, que va a iniciar el año con tranquilidad y

serenidad". Según explicó "conseguimos aumentar las cuotas de especies

de tanto interés comercial como la merluza, el rape, el gallo, la

caballa y la cigala".

"España defendía mantener

el TAC de 2006 o incrementarlo otros casos porque los informes

científicos nos permiten o reducir cuando la biomasa no estuviera bien

o por planes de recuperación en el caso de la merluza" del sur, que se

quedó con una reducción del 10%, y corresponderán a la flota española

3.837 toneladas. Espinosa destacó particularmente el "aumento para la

merluza y la cigala, de 20 y 17% respectivamente" y subrayó que se

trata de "uno de los logros más destacados, porque revisando cifras de

los últimos 10 años no recordamos un incremento de esta cuantía".

Así,

en el caso de la merluza del norte, el acuerdo final logró superar el

incremento del 15% de las posibilidades de pesca que proponía Bruselas

para situarlo en el 20%. España podrá pescar 8.708 toneladas en aguas

escocesas y Gran Sol, 6.062 toneladas en aguas del Golfo de Vizcaya.


Rape, gallo y jurel

Con

respecto a las cuotas de este año de rape, se incrementan en aguas

escocesas, irlandesas, islas Feroe y del norte de las Azores (de 180 a

198 toneladas), en las aguas del Golfo de Vizcaya (de 1.137 a 1.206

toneladas) y en Gran Sol (de 971 a 1.031 toneladas). Se mantiene la

cuota en el Cantábrico, con 1.629 toneladas.

El

gallo aumenta en el Cantábrico (de 1.171 a 1.330 toneladas), mientras

que mantiene su cuota en aguas escocesas, irlandesas, islas Feroe y del

norte de las Azores (327 toneladas), Golfo de Vizcaya (1.176) y Gran

Sol (5.490).

El jurel sube en Golfo de Vizcaya

(de 13.396 a 13.422 toneladas) y se mantiene en el Cantábrico (29.587

toneladas) y la cigala incrementa su cuota en el Golfo de Vizcaya (242

a 259 toneladas) y en aguas escocesas, irlandesas, islas Feroe y del

norte de las Azores (36 a 40 toneladas).

Extraído de: elcorreodigital.com

La UE mantiene la veda de la anchoa pero permite las ''campañas experimentales''