sábado. 26.11.2022

«Con el nuevo acuerdo del Consejo de Ministros se trata de dar

cobertura a una línea eléctrica que el Ayuntamiento de Penagos

considera ilegal y contraria al interés público», manifestó ayer el

alcalde en funciones, Carlos Lavín (UP), y que se mantendrá en el cargo

en los próximos cuatro años. El Gobierno aprobó el pasado viernes el

acuerdo por el que se declara de utilidad pública y se aprueba el

proyecto de ejecución de la línea eléctrica aérea de 400 kilovoltios

entre Penagos y Güeñes, en las provincias de Cantabria y Vizcaya, cuyo

titular es Red Eléctrica de España (REE).
Lavín afirmó que este Ayuntamiento de Penagos ha puesto de manifiesto,

en los numerosos recursos presentados ante el Ministerio de Industria,

«que la nueva línea eléctrica Penagos-Güeñes no tendrá conexión con la

subestación de Quintana de Penagos, y será una línea que se posicionará

en Cantabria transportando energía desde Asturias al País Vasco, tal

como ha reconocido expresamente la Subsecretaria de Industria, Turismo

y Comercio mediante Resolución de 7 de Mayo de 2007».

En

opinión del alcalde en funciones, que ha tomado el testigo de su

antecesor en el cargo, José Francisco Montejo, fallecido hace unos

meses, «difícilmente, la construcción de esta línea reforzará y

mejorará la seguridad del suministro a Cantabria, cuando simplemente es

una superestructura de transporte de energía de una comunidad

productora, Asturias, a otra consumidora, País Vasco. Cantabria

soportará la instalación sin ningún beneficio».

Recursos

El

Ayuntamiento de Penagos tiene planteados numerosos recursos sobre la

obligación de tramitar conjuntamente todas las instalaciones que se

integran en el denominado Eje Norte, tanto en lo que concierne a las

líneas eléctricas de alta tensión como a las subestaciones eléctricas,

al considerar que todas ellas se deben integran en un único proyecto

garantizando el «mallado de las líneas a fin de paliar el eventual

fallo de alguna de ellas».

La Subsecretaria de Industria,

Turismo y Comercio mediante resolución de 7 de mayo de 2007, reconoce

expresamente que las líneas constituyen «instalaciones independientes

con finalidades distintas no relacionadas entre sí», según recordó

Lavín.

En torno a esta cuestión, subrayó que «si, conforme a la

citada resolución, las redes no se mallan, será imposible que se

garantice a Cantabria el suministro energético. Sólo se beneficiarán

las comunidades autónomas limítrofes y los cántabros, como de

costumbre, nos tendremos que conformar con contemplar la maravillosa

instalación eléctrica».

El Ayuntamiento de Penagos denunció en

la tramitación del expediente de estimación de impacto ambiental de la

ampliación de la subestación eléctrica de Quintana de Penagos, «que iba

a ser proyectada sobre terrenos inundables, pertenecientes al dominio

público hidráulico, lo que haría necesario realizar obras de ingeniería

para la defensa del emplazamiento frente a las inundaciones».

La Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el

Cambio Climático formuló una declaración positiva de impacto ambiental

mediante la resolución de 31 de mayo de 2005 al situarse el nuevo

parque a 400 kilovoltios sobre terrenos llanos, no inundables, fuera

del dominio público hidráulico y sin necesidad de rellenos ni obra

alguna de ingeniería».

«Curiosamente, es la propia

Confederación Hidrográfica del Norte la que reconoce que la actual

subestación está construida sobre terrenos pertenecientes al dominio público hidráulico, y da la razón al Ayuntamiento de Penagos», recordó Lavín.

Extraído de: edliariomontanes.es

El alcalde de Penagos dice que la nueva línea eléctrica es «ilegal»