La Guardia Civil y la Agencia Tributaria en la denominada operación “Tanquetas”, han desarticulado una organización criminal dedicada a presuntas estafas, blanqueo de capitales y falsedad documental. Están relacionados con la compra de viviendas, obtención de hipotecas y arrendamientos, todo ello de forma fraudulenta, calculando que el fraude puede superar los 2.000.000 euros.

En la operación se ha procedido a la detención de 10 personas en las localidades de Castro Urdiales, Laredo y Bárcena de Cicero (Cantabria), así como en Bilbao y Getxo, en Bizkaia.

La Guardia Civil de Cantabria en la denominada operación “SUTUS” ha procedido a la detención de 6 hombres de entre 22 y 42 años, de los cuales cuatro son vecinos de Cantabria y el resto de Bizkaia, como presuntos autores de defraudación de fluido eléctrico y contra la salud pública por cultivo de marihuana en dos viviendas de las localidades de Treto y Gama.

Uno de los detenidos es vecino de Castro Urdiales.

La Guardia Civil en una operación contra la venta de prendas y efectos falsificados, ha procedido a instruir diligencias en calidad de investigados a tres hombres naturales de Senegal y una mujer Española, como presuntos autores de delitos contra la propiedad industrial, al ser sorprendidos vendiendo estos efectos en los mercados de Laredo y Oriñón (Castro Urdiales).

Se han intervenido 217 artículos falsificados, calculándose un perjuicio económico global para las marcas de unos 80.000 euros, de la venta de estos productos originales en tienda.

Las infracciones penales bajaron en Cantabria en los seis primeros meses del año un 1,1 %, aunque ese descenso sólo se registró, en el caso de las ciudades con más de 30.000 habitantes en Camargo (-5,2 %), porque los delitos aumentaron en Castro Urdiales (5,2 %), Santander (4,9 %) y Torrelavega (0,6 %).

Así lo recoge la estadística de criminalidad que publica el Ministerio del Interior, que incluye los datos de la comunidad autónoma y de los cuatro municipios con más de 30.000 habitantes.

Oleada de robos en viviendas en Castro Urdiales. Solo este sábado por la tarde se produjeron, al menos, cinco asaltos a viviendas vacías, tres en la calle Velázquez y dos en Bajada de la Estación, más algún otro intento frustrado.

Dinero, algunas joyas y pequeños electrodomésticos, como tabletas, consolas o teléfonos móviles, son los principales objetivos de los cacos. En algunos casos se han producido ciertos destrozos en las casas asaltadas.

Las estafas cometidas en Castro Urdiales se han disparado un 40% en 2017 en relación con el año anterior. Uno de los motivos, ya erradicado, según la Guardia Civil, era que había personas que se marchaban sin pagar los repostajes en una gasolinera del municipio, donde ya se han adoptado medidas para evitar este tipo de hechos.

Otra de las razones de esta subida reside en las estafas cometidas por Internet, que son difíciles de prevenir, salvo con la concienciación y el mejor conocimiento por parte de los ciudadanos del uso de webs seguras o desistir de ofertas inusuales, entre otras recomendaciones.

El balance del Ministerio del Interior refleja un incremento de las infracciones penales en Castro Urdiales. El tráfico de drogas subió en Castro Urdiales un 300 %, con un solo caso en 2017 y 4 este año, y también aumentaron un 100 % los delitos graves de lesiones, un 60 % los robos con fuerza en domicilios, más de un 50 % los hurtos y un 33 % los robos con violencia.

La Guardia Civil ha procedido a la detención de dos hombres con iniciales U.G.L. y J.A.G.G., ambos de 37 años y vecinos de Castro Urdiales, como presuntos autores de delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico en una vivienda de la localidad de Treto-Bárcena de Cicero, donde se han intervenido un total de 263 plantas de marihuana.

La Guardia Civil ha procedido a la detención de un hombre con iniciales R.I.M. de 54 años de edad y vecino de Castro Urdiales, como presunto autor de un delito contra la salud pública, al intervenirle en la furgoneta que conducía casi 1.000 gramos hachís, y otras cantidades de marihuana y cocaína, suponiendo los agentes que todo ello estaba dirigido al tráfico de esta sustancias.

Los policías, que vigilaban el cumplimiento de los horarios en las zonas de ambiente nocturno, fueron alertados por un ciudadano que les informó de los hechos y facilitó una descripción de los autores.

El dispositivo de búsqueda permitió localizar a dos personas con sendos teléfonos cuyo origen no pudieron justificar.

Página 1 de 4

También podría interesarte...

¡Descarga nuestra app!

app-castro-urdiales

¡Descarga nuestra app!

app-castro-urdiales

Volver