martes. 28.05.2024

Componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, han procedido a instruir diligencias en calidad de investigado, a un varón de 43 años y vecino de Vizcaya, como presunto autor de varios delitos contra la seguridad vial.

En el presente mes de abril, la Guardia Civil se encontraba realizando en la N-634, a la altura de Cerdigo (Castro Urdiales), un punto de verificación de alcoholemia en la conducción. Uno de los vehículos a los que se dio el alto, hizo caso omiso a las señales de los agentes, incrementando la velocidad y huyendo en dirección a Islares.

Los componentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Laredo, comenzaron un seguimiento del vehículo, no deteniéndose este antes las señales luminosas y acústicas del vehículo patrulla.

Al llegar a Islares, continuó a gran velocidad, circulando por la travesía sin respetar los pasos de peatones, y con el consiguiente peligro para las personas que en ese momento se encontraban en la zona.

El conductor del vehículo se detuvo bruscamente al final de la travesía, posiblemente al verse alcanzado. Identificado el conductor, los agentes pudieron comprobar que tenía el permiso de conducir retirado por sentencia judicial.

Realizada la prueba de alcoholemia, arrojó un resultado positivo, con una tasa superior a los 0,60 mg/l.

Por estos hechos, al citado varón se le han instruido diligencias en calidad de investigado, como presunto autor de varios delitos contra la seguridad vial, por conducción temeraria, bajo los efectos del alcohol y teniendo el permiso de conducción retirado por sentencia judicial.

Investigada una persona por conducción temeraria a la fuga, estando ebria y con el...