La Guardia Civil custodiará en Agüera el cartel de Cantabria

El cartel de Cantabria, que será instalado en Agüera cuando sea firme la sentencia sobre los lindes territoriales, será custodiado por la Guardia Civil, según anunció ayer el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante los actos festivos de San Juan celebrados en esta junta vecinal de Guriezo. Revilla, en un tono nada conciliador, acusó además al Gobierno vasco de haber creado «un conflicto artificial» en torno a la localidad de Agüera, pero auguró que dentro de poco quedará «zanjado» porque el Tribunal Supremo ratificará el fallo de la Audiencia Nacional que determina que la localidad es cántabra.
Con un lenguaje beligerante, la primera autoridad de Cantabria garantizó que el «mismo día» que se conozca la decisión judicial colocará un «cartel de lujo» en el límite correspondiente.

Revilla afirmó visitar la localidad «con más motivos que nunca, para reafirmar este enclave como cántabro». El presidente aludió a los hechos ocurridos el pasado 11 de junio, cuando un numeroso grupo de afiliados de EGI, la organización juvenil del PNV, irrumpió por sorpresa en el pueblo y parodió, junto a la iglesia parroquial, la recuperación del pueblo cántabro disfrazados de Revilla y de guardias civiles y dejaron en el pueblo una pancarta (ya retirada) en la que se leía en euskera «Revilla escucha. Agüera Vasca».

Algunos vecinos vieron en esta actuación una 'pataleta' tras darse a conocer la sentencia de la Audiencia Nacional que reconoce que mil hectáreas del casco urbano y montes de Agüera pertenecen a Cantabria.

Miguel Ángel Revilla anunció que «estoy esperando la sentencia firme para poner las cosas en un sitio y zanjar este episodio que a mí me ha costado una polémica de muchos años. He venido seis veces a esta fiesta y hoy con más razón, después de la mamarrachada ocurrida hace días».

En el ojo del huracán

El titular del Ejecutivo cántabro recordó el episodio conocido como 'la guerra de los carteles' ocurrido en Agüera a mediados de los años 90. «Entonces -manifestó- el Gobierno de Cantabria resolvió no tomar decisiones hasta que los tribunales se pronunciaran». Revilla dijo esperar «que el Gobierno vasco no acuda ahora a subterfugios como decir que los jueces son españoles como ha ocurrido en otras ocasiones cuando las sentencias no les son favorables».

El presidente de Cantabria reconoció que «si yo, que soy beligerante en el 'tema vasco', soy apuntado por estos jóvenes del PNV, estoy más en el ojo del huracán de los psicópatas de las bombas y las pistolas».

Por su parte, Ángel Luperena, presidente vecinal de Agüera, explicó que «los vecinos vivieron tranquilos el primer incidente fronterizo en la localidad, un hecho puntual que responde a lo que ha dolido la sentencia. A esta gente no hay mejor cosa que no hacerles caso. Si vinieran de nuevo, les recibiremos con indiferencia. No tenemos miedo».

«Huyen de su tierra»

Cada vez más vascos se asientan en Castro Urdiales o Guriezo, un hecho valorado ayer positivamente por Revilla. «La convivencia es extraordinaria y sin conflictos con los nuevos vecinos. Les recibimos con hospitalidad. Muchos vienen huyendo de la crispación de su tierra». El presidente cántabro señaló que «el turismo vasco ha contribuido, de manera muy positiva, al desarrollo de la zona oriental de Cantabria. Son unos veraneantes que, a mí, me tratan muy bien».

Las fiestas de San Juan congregaron ayer en la localidad de Agüera a un centenar de personas. La visita institucional de la primera autoridad regional fue muy bien acogida por los vecinos. Los alcaldes de Guriezo, el también regionalista Adolfo Izaguirre, y de Villaverde de Trucíos, Pedro María Llaguno, acompañaron a Revilla durante todo el acto festivo.

Fuente: eldiariomontanes.es
Rate this item
(0 votes)

¡Descarga nuestra app!

app muchocastro 5

Volver