lunes. 05.12.2022

Si hay una fecha en el calendario que los aficionados al Fútbol Sala en Cantabria tienen marcada en rojo, esa es sin duda la de mañana. Llega uno de los partidos más esperados de la temporada, el momento en el que se enfrentan los dos equipos más potentes de la región. Los duelos entre Candesa Camargo y Castro Urdiales, como todo derby que se precie, son partidos en los que de poco valen las estadísticas o el momento de forma de los contendientes.
Son en definitiva choques especiales, de gradas repletas y llenas de colorido, en los que los medios de comunicación regionales prestan más atención que de costumbre pero en los que sin embargo ninguno de los protagonistas puede disfrutar del todo del gran ambiente que los rodea dado que los tres puntos en juego, y más en esta temporada, son vitales para sus intereses.

Esta decimocuarto derby cántabro en División de Plata tendrá el condicionante añadido de que será el encuentro en el que se den cita en la cancha más jugadores de nuestra región: Hasta ocho jugadores cántabros en la plantilla camarguesa y diez en las filas castreñas, además del hecho de que los primeros entrenadores de ambos equipos también han nacido en nuestra región. Esta circunstancia, unida al hecho de que ambos equipos pugnan por objetivos similares, convierten el choque de mañana, al menos a priori, en el más igualado de los últimos tiempos.

Y es que en los últimos años se han podido ver partidos con todo tipo de condicionantes; Con uno de los dos equipos buscando el ascenso mientras el otro trataba de eludir la zona baja, o incluso con ambos pugnando por las primeras plazas, aunque esta será la primera vez que ambos conjuntos se enfrenten con las miras puestas en el mismo objetivo: la zona tranquila de la tabla.

Los locales, que acuden al encuentro con la baja del sancionado Aga, necesitan imperiosamente los tres puntos para estrenar su casillero de victorias en su vuelta a la División de Plata. Pese a su mal inicio liguero, la salvación en estos momentos se encuentra a solo cuatro puntos de diferencia, con lo que una victoria ante los rojillos, además de que podría permitirles abandonar el puesto de colista, supondría un gran refuerzo moral para los camargueses en su intento de abandonar la zona baja de la tabla.

Jugadores con amplia experiencia como Cañizares, ex jugador del conjunto castreño, el brasileño Urmann o los Lozano, Héctor o el guardameta Javi Martínez, amén de los cántabros Goñi y Bruno, que se enfrentará por primera vez en liga a su vecino Kiko, serán los principales quebraderos de cabeza para los rojillos el duelo de mañana.

Por su parte, el Castro Urdiales acude a la cita del Pedro Velarde en una posición bastante más desahogada que la de su rival, aunque sabedores de que para acercarse a su objetivo, la zona tranquila de la tabla, no pueden permitirse el lujo de dejar vivos a sus rivales por el camino. Si los camargueses buscan su primera victoria, los rojillos acuden a la cita en busca de sus tres primeros puntos de la temporada como visitante que les permitan ascender nuevos peldaños en la tabla y afrontar con mayor tranquilidad sus próximos compromisos ante el segundo y el tercer clasificado.

El partido será sin duda especial para Chiqui Gil y Edu Vidal, que se enfrentan a su anterior equipo, en el caso del segundo por primera vez en liga, así como para jugadores como Kiko, Angel, Alvaro o Alfonso, que tienen oportunidad de participar en su primer partido en liga de estas características, dado que en pretemporada ya se enfrentaron al equipo camargués e incluso el primero logró anotar un gol.

Moky, con un fuerte esguince de tobillo, es la única baja de los rojillos para el encuentro de mañana. Con la ausencia del canterano, la convocatoria del conjunto castreño queda compuesta por Luisma Haro y Alvaro como porteros, así como por Kiko, Angel, Abel Macías, Edu Vidal, Borja, Pedro, Cabanas, Chiqui Gil, Alfonso y Jose Mari Liendo como jugadores de campo. El partido se disputa a partir de las 17:00 h. en el Pabellón Pedro Velarde, con arbitraje de los Sres. Sande Veiga y Trincado Fernández, del colegio gallego.

Los Juveniles, el Domingo

Por su parte, el conjunto Juvenil del Club se desplaza a tierras guipuzcoanas por segunda vez en esta temporada. Los chicos de Mateo Fernández se medirán al Aloña Mendi de Oñati, un conjunto recién ascendido a la Liga Nacional Juvenil que hasta el momento no ha conseguido estrenar su casillero de puntos y ocupa puestos de descenso en la tabla. Sin embargo, en el seno del conjunto rojillo no hay lugar para las confianzas dado que, de las cinco derrotas cosechadas por los guipuzcoanos, tres han sido ante los grandes favoritos ( GSI Bilbo, Ibarra y Logroño ) mientras que contra equipos que se encuentran en similares posiciones que el Castro han perdido por una escasa diferencia.

Con la baja de Felipe y la duda de Valen, que no se despejará hasta última hora, Mateo Fernández ha convocado a trece jugadores para este encuentro al que los rojillos acuden en busca de su primera victoria como visitantes. Pablo Casas y Jorge como guardametas, así como Víctor, Valen, Toño, Guillermo, Gonzalo, Aritz, Sergio, Alberto, Aitor, Iñigo y Pablo Ortiz como jugadores de campo completan la expedición castreña; El técnico descartará a uno de ellos en los instantes previos al partido.

Fuente: fscastrourdiales.com

Candesa y Castro FS buscan romper sus rachas negativas en el derbi cántabro