sábado. 03.12.2022

El temporal de frío amaina pero aún se deja sentir en Cantabria. Tres puertos de la red secundaria, La Sía, Lunada y Estacas de Trueba, permanecen cerrados al tráfico; algunos municipios como San Miguel de Aguayo, San Pedro del Romeral y Camaleño sufrieron ayer cortes de luz y varios locales de la zona oriental de la región padecieron pequeñas inundaciones.

La cota de nieve se situó en torno a los 1.000 metros aunque descendió en las últimas horas de la tarde hasta los 800. Para hoy está previsto que siga subiendo la cota y mejore sensiblemente la meteorología, que podría empeorar de nuevo a partir de mañana, con la entrada de otro frente menos activo.

A excepción de los tres puertos de la red secundaria que aún permanecen cerrados, la normalidad fue la tónica general del día de ayer. Los servicios en las líneas de Renfe y Feve no sufrieron retrasos y tampoco se registraron problemas en el puerto y en el aeropuerto.

Más frecuentes fueron los cortes en el suministro eléctrico y en el servicio telefónico. La mayor parte del municipio de Camaleño estuvo sin luz desde las 19 horas del sábado hasta las 11,00 horas de ayer, según informa Pilar G. Bahamonde.

Lo mismo ocurrió en San Pedro del Romeral que además quedó incomunicado por vía telefónica, y en San Miguel de Aguayo, donde la línea no se restableció hasta las primeras horas de la mañana de ayer.

Las lluvias de los últimos días también provocaron pequeñas inundaciones en locales de toda la zona oriental de la región, teniendo principal incidencia en Castro Urdiales, Santoña y Bárcena de Cicero.

Campoo se reestablece

Los trabajos de limpieza en los municipios campurrianos fueron incesantes durante la madrugada. Seis grados bajo cero llegaron a marcar los termómetros.

San Miguel de Aguayo y Campoo de Yuso padecieron de forma más intensa los estragos del temporal. La nieve alcanzó los 50 centímetros en algunas de sus localidades (Lanchares, La Riva y La Población) y provocó problemas en el suministro eléctrico. «Menos mal que la nevada ha sido corta, pues hemos tenido muchos contratiempos», comentaba el alcalde de Aguayo, Saturnino Gutiérrez, que horas antes recibía la noticia de la avería del tractor que el consistorio tiene para las labores de limpieza, informa José Luis Sardina.

Menos inconvenientes surgieron en Valdeolea, Valderredible y Valdepreado del Río, donde la cantidad de nieve caída fue menor y los planes de emergencia funcionaron a la perfección.

Según afirmó Pedro Luis Gutiérrez, alcalde de la Hermandad de Campoo de Suso, el balizamiento de algunas carreteras como la de Serna, Ormas y La Población, y la puesta en marcha de cinco de las seis máquinas de las que dispone el consistorio ha sido vital para que no se hayan registrado apenas incidentes.

Reinosa, por su parte, amanecía con una capa de nieve de unos 30 centímetros que se fue rebajando con el aumento de la temperatura y la incidencia de los rayos solares que en la mañana de ayer lucieron en la capital campurriana. Esta normalización, a pesar de existir aún espesas cortezas de nieve sobre grandes áreas de vías y plazas, se vio influenciada por el trabajo de las cuñas y palas mecánicas que el Ayuntamiento ha contratado para la apertura de las calles; actuaciones éstas que han evitado los inconvenientes y colapsos circulatorios registrados en otras ocasiones.

El acelerado desnieve que se produjo en la jornada de ayer obligó a la intervención de los bomberos del Parque de Emergencias de Reinosa para la eliminación de viseras de nieve sobre algunos tejados, informa Javier.

Fuente : eldiariomontanes.es

Remite el temporal de frío y sube la cota de nieve