sábado. 26.11.2022
Internet llegó para cambiar la forma en la que realizamos muchas actividades, una de ellas es el ir al banco. Y es que ahora ya no debes de salir de casa para realizar todo tipo de operaciones bancarias gracias a la banca en línea.

Pero, la banca en línea no es tan buena como parece, ya que todo lo que está en internet siempre se verá a la merced de los hackers. Es por eso que aquí te hablaremos sobre cómo hacer operaciones bancarias seguras en línea para que de esta forma puedas proteger tu dinero en internet.

Los riesgos de internet

Uno de los mayores riesgos a los que nos topamos cuando hablamos sobre el realizar operaciones bancarias en internet son los hackeos. Esto debido a que cada vez más hackers tienen como objetivo hacerse con la cuenta de banco de las personas y así robarles su dinero.

Además del robo, la clonación y los fraudes son otro ejemplo de cómo los hackers pueden poner en riesgo tu banca en línea. Para evitar este tipo de riesgos se debe de prestar atención a donde se realizan las operaciones, así como las plataformas para minimizar la posibilidad de algún hackeo.

Mira estos puntos antes de hacer operaciones de banca en línea

  • La página de la banca

Una de las formas más comunes de intentar hackear a las personas es hacerse pasar por una página web fraudulenta. Por ello es que debes de revisar que esa sea la auténtica página de banco.

Existen muchas formas para saber si una web es fraudulenta por lo que no tendrás que perder mucho tiempo en este punto. Por ejemplo, revisar la URL y compararla con la oficial del banco es una forma muy efectiva de lograrlo.

  • Los mensajes de Spam

Otro de los puntos más importantes para tener operaciones en línea seguras es revisar los mensajes de Spam. Esto debido a que otra práctica común entre los hackers es enviarte mensajes alarmistas relacionados con tu cuenta, por ejemplo, diciéndote que esta se bloqueó y debes de desbloquearla.

Así, muchas personas caen en este tipo de engaños y terminan siendo estafados pues se les roba sus datos usando dichos enlaces. No caigas en estos correos o llamadas, lo mejor es verificarlo directamente con el banco en lugar de hacer clic en esos mensajes desconocidos.

  • No uses redes wifi abiertas

Este es un error común entre las personas, pero uno de los más peligrosos. El hacer operaciones en redes wifi abiertas puede implicar que los hackers entren por la red y así, vulneren tu equipo y tu red. Al no haber contraseña, las redes wifi abiertas son puertas de entrada a los hackers.

Afortunadamente, solucionar esto es muy sencillo. Basta con usar una VPN para crear un escudo en la red. Puedes comprobar una VPN de Cyberghost para así protegerte al usar redes abiertas. Si eres de realizar operaciones en cafés, aeropuertos, parques o bibliotecas necesitas de una VPN.

  • Ten un token

Muchos bancos ofrecen la posibilidad de adquirir y utilizar un Token el cual es un generador de códigos cifrados. Con ese generador de códigos podrás crear contraseñas o códigos de validación que ayudarán a que las operaciones sean mucho más seguras.

Para obtener tu propio token, lo que debes de hacer es acercarte al banco para que así solicites uno de estos. Si lo tienes que pagar te recomendamos que lo hagas por los beneficios que te dará en cuanto a seguridad y a validación de operaciones se refiere.

  • Hazlo en dispositivos de confianza

Lo último que recomendamos es hacer realizar tus operaciones bancarias únicamente en dispositivos de confianza. Es decir, que hagas tus operaciones bancarias solo en tu móvil, en tu tableta o en tu ordenador donde tengas acceso exclusivo a los mismos con tu propia contraseña.

Hacer operaciones en dispositivos que no son tuyos o en dispositivos públicos puede aumentar el riesgo de hackeo por dos motivos. Por un lado, los ciber delincuentes pueden instalar algún tipo de malware en los mismos. Por otro, puede que cometas un error y dejes tu información guardada haciendo que sea más fácil acceder a ellos.

Preste atención cuando realice operaciones bancarias en línea