miércoles. 29.05.2024

Ya lo decía la Biblia: «Pedid y se os dará». La frase se puede aplicar a Mioño, una pedanía castreña que, por cuarto año consecutivo, ofrece a sus vecinos la posibilidad de colaborar en los presupuestos participativos de la junta local bajo el lema 'Juntos la haremos mejor', y parece que funciona. Muchas de las propuestas vecinales que se solicitaron en anteriores ejercicios se han plasmado ya en las calles de Mioño. Es el caso del recién inaugurado camino del cauce, la reforma del paseo de la estación -que está a punto de concluir- o la Casa de Cultura, que abrirá sus puertas en las próximas semanas.
Y mientras en esta pedanía ya tienen la vista puesta en los presupuestos del próximo año, en algunos ayuntamientos de la región todavía no se han aprobado los de éste y funcionan con cuentas prorrogadas de otros ejercicios.

De momento, los responsables de la Junta Vecinal de Mioño han comenzado a llenar los buzones de cuestionarios para que los habitantes de esta zona de Castro Urdiales propusieran que servicios se tenían que mejorar o qué deficiencias observaban. Los vecinos lo hicieron y sus propuestas ya son una realidad. Por este motivo, la campaña es muy bien recibida entre los más 700 vecinos censados y los cerca de 600 sin empadronar que residen en esta Junta.

Mioño es en la actualidad la única junta vecinal de la zona oriental de Cantabria que pide a sus ciudadanos que participen en la redacción de los presupuestos. «Desconozco si en el resto de Cantabria se hace pero aquí estamos muy contentos», reconoce el presidente de la pedanía y edil socialista en el Ayuntamiento castreño, Víctor Echevarría. «Queremos administrar bien todos los bienes de la pedanía en un documento en el que todos los barrios se vean reflejados. Si un vecino observa una deficiencia puede hacérnosla llegar a través del buzón de sugerencias antes del día 1 de noviembre», explicó el pedáneo.

«Muchos ojos ven más»

«Muchos ojos ven más que unos pocos», bromea Echevarría al tiempo que afirma sentirse satisfecho de la colaboración vecinal, que ronda el 40 por ciento de los 500 formularios. Los vecinos suelen aportar buenas ideas para el mantenimiento y la mejora general de Mioño. Bernardo, uno de los habitantes de Mioño, reconoce que «es mi mujer, Mari Cruz, la que se encarga de rellenar el cuestionario. Lo hace cada año». Otros vecinos se sienten muy afortunados de poder colaborar con la Junta Vecinal y supervisar el presupuesto. María G., una nueva vecina de la zona, afirma que «la iniciativa me ha sorprendido mucho ya que vengo de una localidad más grande y allí esto no se hace. No creo ni siquiera que lo hayan pensado y es una gran idea».

Este será el cuarto año en el que la Pedanía, casi al completo, pensará en que quiere gastar el dinero de sus arcas aunque en general suele ser en la mejora de espacios comunes. El edil socialista Víctor Echevarría fue quien en su día impulsó la idea. Preside la Junta Vecinal desde hace seis años por mayoría absoluta. Tal vez porque los vecinos se sienten representados y escriben su particular carta a los Reyes Magos, ya que todos los años opinana sobre lo que les gustaría mejorar en Mioño. Juntos, definitivamente, lo hacen mejor.

Fuente: eldiariomontanes.es

Los vecinos de Mioño participarán por cuarta vez en la redacción de los presupue