viernes. 02.12.2022

La picaresca está de moda. Al parecer, muchos jóvenes castreños, con ánimo de ahorrase un euro en sus salidas nocturnas de fin de semana, utilizan la tarjeta de descuento de un 50 por ciento de sus mayores. Ayer, el alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, señaló socarronamente que según se desprende de los datos aportados por la empresa adjudicataria del servicio de transporte en la localidad, ALSA, «el servicio nocturno búho esta siendo muy utilizado por los jubilados».
Muguruza señaló ayer que en las estadísticas estudiadas «sorprende que los bonobuses de los pensionistas son los que más se usan en el servicio nocturno». El Ayuntamiento actuará contra esta estrategia de ahorro fraudulenta con dos medidas que se pondrán en vigor en el próximo mes de diciembre. La primera será que el documento personal e intransferible deberá de portar la fotografía del usuario, «y la segunda -dijo el alcalde- tiene como fin dejar en evidencia a los 'listillos'. Cuando se pase la tarjeta de jubilado está emitirá un sonido diferente que puede sacar los colores a aquellos que no se hayan enterado de esta iniciativa municipal ideada para descubrir a los tramposos».

El regidor municipal señaló que sólo se venden bonobuses para los jubilados castreños, ya que desde el Ayuntamiento se intenta que la población flotante se empadrone en la localidad para disfrutar de estas ventajas. En el encuentro realizado entre el responsable municipal y la empresa adjudicataria del servicio de transporte municipal se hizo balance. El transporte nocturno cayó en picado después del verano, al poco tiempo de inaugurase una línea tan deficitaria que, según Muguruza, para mantener el 'búho' operativo, cada billete repercute en el bolsillo del ciudadano castreño «con una cifra exagerada de seis euros por persona».

Reajustes

Por este motivo. el equipo de gobierno tripartito municipal (PP- PRC-IU) decidirá si es conveniente o no mantener activo el servicio para noctámbulos, o dejarlo exclusivamente para el verano. Habrá otros cambios en las zonas menos demandadas por el usuario.

Fuente: eldiariomontanes.es

Jóvenes de la ciudad utilizan el bonobús de jubilados para el 'búho'