miércoles. 30.11.2022

El PSOE de Castro Urdiales denunció ayer que «se está llegando a una situación insostenible e intolerable en la vida pública y política del municipio lo que está causando males difícilmente reparables». Ángel Gil, miembro de la gestora que nombró el partido tras la crisis surgida en el grupo municipal socialista, afirmó que para los socialistas, «la situación actual recuerda lamentablemente a una batasunización de la política, donde el principal argumento es señalar con el dedo al adversario político, intimidarle, descalificarle, provocar y extender rumores».


Los miembros de la gestora socialista recordaron que la situación está enquistada desde la fallida moción de censura contra el alcalde Fernando Muguruza (PRC). En aquel pleno, cargos públicos socialistas sufrieron intentos de agresiones.

Gil se refirió al proyecto del aparcamiento subterráneo y parque de Amestoy, obras incluidas en la primera fase del proyecto de puerto deportivo. «Esta es una iniciativa que, en momentos puntuales, ha contribuido a crear momentos de tensión en la vida pública y política de Castro Urdiales», señaló el miembro de la gestora quien recordó la existencia de «insultos, agresiones, amenazas, intimidaciones, situaciones de las que todos tenemos conciencia al igual que los altercados que se han producido en los plenos, los pasquines que se han distribuido en la vía pública insultando a responsables políticos, las falsas acusaciones de corrupción y las movilizaciones que buscan la intimidación».

«Estrategia»

Los socialistas castreños temen que «esta situación responda a una estrategia política centrada en la descalificación personal». Según Gil, «hay personas y grupos políticos castreños que se sienten perseguidos de forma implacable, que son pacientes ante la situación que denunciamos hoy y que se produce por tener u expresar ciertas ideas políticas».

Desde el PSOE se afirma que la situación actual responde a una estrategia de desprestigio con el único fin de obtener beneficio político. Por eso, hacen un llamamiento al respeto hacia las personas y las ideas al tiempo que piden «serenidad a quienes tienen responsabilidades políticas y sociales para evitar que el debate y la critica política desemboquen en agresiones, insultos o descalificaciones».

Fuente : eldiariomontanes.es

El PSOE cree que la política local se está «batasunizando»