domingo. 04.12.2022

El Ayuntamiento de Castro Urdiales acometerá labores de limpieza en los edificios del entorno del conjunto histórico que en los últimos meses han sido objeto de numerosas pintadas. Esta actuación fue anunciada en el pleno del pasado lunes por el alcalde castreño, Fernando Muguruza (PRC), y se llevará a cabo después de comprobar que «ni los chorros a presión, ni los productos químico han podido con los graffitis que ensucian las paredes de la parte posterior del pabellón de actividades náuticas y la lonja de pescadores, a las que se puede acceder desde la colina de Santa María», apuntó el regidor municipal.

También se cubrirán los graffitis de las paredes del muelle de Don Luis que también muestran la presencia de pintadas.


Se da la circunstancia de que el conjunto histórico artístico es la zona más visita por los turistas. Por este motivo, Teresa Pérez Barreda, concejala no adscrita en el Ayuntamiento castreño y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, pidió al alcalde de Castro, Fernando Muguruza (PRC), que «ordene limpiar las pintadas que desde hace dos años permanecen en uno de los lugares más emblemáticos y visitados de Castro Urdiales como es la colina de Santa María». Esta petición ha sido formulada a través de un escrito presentado en el registro municipal.

Pérez Barreda, en su exposición de motivos para solicitar la retirada de los graffitis, alude al «respeto al casco urbano, a la conservación de los equipamientos, al medio ambiente y por una ciudad limpia». Por último, hace referencia a Castro Urdiales como «una ciudad integradora y multicultural». Este último dato se debe a que las pintadas tienen carácter xenófobo. Una encuesta realizada en el municipio hace unos meses advertía de las ideas xenófobas de los jóvenes del municipio.

Puntos de luz

Por otra parte, el Ayuntamiento de Castro Urdiales colocórecientemente puntos de luz en el entorno de la iglesia de Santa María para impedir los actos vandálicos que no cesan de producirse. Hay quienes apuntan que «lo ideal sería poner cámaras en esta zona para prevenir este tipo de incidentes y denunciar a los gamberros».

Para el alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, las pintadas «son un problema de educación y es ahí precisamente donde hay que actuar». Hace unos meses el regidor castreño pidió la colaboración de los padres para evitar este tipo de actos que, en los últimos meses, han proliferado en la ciudad.

Fuente : eldiariomontanes.es

El Ayuntamiento eliminará las pintadas del casco histórico