sábado. 03.12.2022

El Ayuntamiento de Castro investigará la recuperación medioambiental de la cantera de Santullán, la única en activo que queda en el municipio costero. Según un decreto de carácter nacional, la empresa que explota la peña debe desarrollar un plan de rehabilitación paisajística de la parte de la montaña en la que las excavaciones ya han concluido. Sin embargo, a día de hoy se desconoce si los trabajos de rehabilitación han comenzado.
Esta situación fue denunciada por el edil disidente del PP, Pedro Revuelta, en el pasado pleno ordinario, celebrado el 7 de noviembre. Entonces, el concejal solicitó al equipo de gobierno que haga algo «antes de que desaparezca la peña». «Se deben desarrollar las gestiones necesarias para que la firma que realiza la explotación empiece con el plan de rehabilitación paisajística y del entorno para que podamos ir recuperando las partes degradadas», dijo.

Riqueza y molestias

A este respecto, el alcalde, Fernando Muguruza, manifestó que el asunto «será trasladado al departamento de Medio Ambiente». Dicha concejalía ha informado de que la empresa «presenta cada ejercicio un plan de actuación medioambiental que va ligado a la concesión de la licencia de actividad». La peña, el pico más alto de la zona oriental de Cantabria, con 430 metros de altitud, supone uno de los mejores balcones para disfrutar de unas espectaculares vistas hacia el Cantábrico. Su explotación siempre ha sido muy controvertida, y no han faltado voces vecinales y ecologistas que se han manifestado en contra. «Ha aportado mucho dinero al pueblo, pero también muchos inconvenientes. Las calles está cubiertas de un manto de polvo blanco», lamentan algunos residentes.

En 2000, merced a un convenio con la empresa, el Ayuntamiento pasó a considerar esa zona como terreno extractivo, lo que permitía a la firma explotar la parte trasera del monte, aunque respetando el castro prerromano ubicado en esa zona. Pese a ello, el año pasado, con la declaración del entorno de la cueva de La Lastrilla como Bien de Interés Cultural, el Gobierno de Cantabria cerró la puerta a esa eventual ampliación.

Además, el Plan de Ordenación del Litoral ha catalogado ese espacio como de Interés Paisajístico, lo que también limita las actuaciones. Para la asociación ecologista Arca, tal denominación no es suficiente ya que «lo adecuado habría sido que la calificaran como de Especial Interés Ecológico, una figura mucho más restrictiva». Desde la agrupación recordaron que «la cantera es ilegal porque este tipo de explotaciones no pueden estar a menos de dos kilómetros de núcleos de población». Así las cosas, fuentes municipales han confirmado que en las próximas semanas «se comenzará a trabajar en el lateral del monte que está orientado hacia Sámano».

Fuente: elcorrerodigital.com

El Ayuntamiento de Castro investigará la recuperación de la cantera de Santullán