martes. 18.06.2024

El servicio de urgencias del hospital vizcaíno de Cruces se ha convertido en objeto de polémica tras negarse a atender a un motorista accidentado en Cantabria. Según los médicos del centro, el herido estaba consciente y su vida no corría peligro. Pero el paciente tuvo que ingresar finalmente en Cuidados Intensivos en el hospital de Valdecilla en Santander. Tenía dos coágulos de sangre en el cerebro y una costilla le perforaba un pulmón.

El rostro de uno de los sanitarios refleja indignación, preocupación y perplejidad. El Servicio de Urgencias del hospital vizcaíno de Cruces acaba de rechazar el ingreso de un motorista herido en accidente en la localidad cántabra de Mioño. Ocurrió la noche del pasado martes. El centro sanitario de Cruces es el más cercano al lugar del accidente y por eso la ambulancia había trasladado allí al herido.

En la puerta de Urgencias, un sanitario de la ambulancia discute con una facultativa del centro hospitalario. El motorista accidentado no puede quedarse en Cruces y debe ser trasladado a su hospital de referencia en Cantabria. Según la dirección médica, la vida del herido no corría peligro.

Los sanitarios vuelven a trasladar al herido hasta la ambulancia. El motorista acierta a decir cómo se encuentra. Durante unos segundos, el equipo de la ambulancia debate qué hacer. Finalmente, deciden llevar al paciente hasta el hospital comarcal de Laredo. Allí, tras una primera exploración, detectan dos coágulos en el cerebro y un neumotórax en el herido, por lo que fue trasladado a la UCI del hospital de Valdecilla de Santander donde quedó finalmente ingresado.
Video de la noticia

Fuente : antena3.es

Así dieron la noticia los informativos de Antena 3 (incluye vídeo)