lunes. 04.03.2024

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, pedirá el sobreseimiento de la denuncia por supuesta prevaricación en la contratación de las obras del túnel de Mioño ya que, a su juicio, "no hay caso". Además, estudia la posibilidad de llevar a su vez a los tribunales a uno de los promotores de la denuncia, el ex concejal socialista Pedro Olano, por unas obras ejecutadas en el año 2003.

Muguruza realizó estas aseveraciones al término de la declaración que prestó durante una hora y 45 minutos en el Juzgado de Instrucción número 2 de Castro Urdiales en el marco de las diligencias abiertas en torno a la presunta adjudicación "a dedo" de las obras del túnel de Mioño a una empresa vinculada con el hermano del que era por entonces concejal de Industria, Jaime Díez Muro.

El alcalde de Castro Urdiales y los otros seis miembros de la Junta de Gobierno Local que adjudicó la obra, así como el hermano del edil de Industria, Ignacio Díez Muro, están imputados en la investigación judicial, tras la presentación de la denuncia por parte de cinco ex concejales socialistas en 2006, entre los que se encuentra Rufino Díaz Helguera, en la actualidad socio de Gobierno de Muguruza.

En su declaración ante el juez, de la que el propio Muguruza facilitó después copia a los medios de comunicación interesados, el alcalde narró que en la Junta de Gobierno Local del 21 de octubre de 2004 el concejal de Obras, Salvador Hierro, planteó la urgencia de arreglar el túnel de Mioño y señaló a Izeta como la empresa más barata para la ejecución de esta obra, y así se decidió.

Esta decisión, no contemplada en el orden del día, se adoptó sin votación porque "no hubo debate", algo que era práctica habitual en el funcionamiento de las juntas de gobierno, aclaró.

El alcalde aseguró que desconocía que el edil de Industria, Jaime Díez Muro, fuese hermano de una persona vinculada a esta empresa --su gerente, Ignacio Díez Muro, también imputado en la instrucción abierta--, y aseveró que el responsable de Industria "tenía que haberse abstenido en la votación". Igualmente, admitió conocer a Ignacio Díez Muro, gerente de Izeta, y a Ibarrola, socio de esta empresa y en la actualidad gerente de Urbanismo en el Ayuntamiento de Castro Urdiales.

Muguruza declaró no haber revisado la documentación de este expediente "por exceso de trabajo" y no recuerda si se siguieron criterios de publicidad en su tramitación. Según dijo, el "dio por hecho" que la contratación estaba "bien hecha" y tampoco lo revisó "por el volumen de trabajo".

En sus posteriores declaraciones a la prensa, Muguruza aseguró que en su comparecencia ante el juez las partes le preguntaron también por otras actuaciones municipales, pero no contestó a sus preguntas y se ciñó exclusivamente a las relacionadas con el túnel de Mioño, por consejo de su abogado.

Olano y Helguera

Muguruza confió en que el juez reconozca que su actuación fue "correcta" y opinó que los ex concejales Pedro Olano y Teresa Pérez, que ayer ratificaron ante el juez los hechos objetos de denuncia, lo que buscan es "desacreditar" a personas que se ocupan de la gestión pública que en realidad se merecen "reconocimiento social".

El alcalde recordó el estado anterior del túnel de Mioño, en el que se producían "inundaciones" y por el que era "imposible transitar", y admitió que al llegar a la Alcaldía levantó el reparo administrativo para la ejecución de esta obra. En cuanto a la segunda fase, consistente en la iluminación, afirmó que no llegó a iniciarse por las denuncias sindicales en materia de seguridad.

Por otro lado, sobre el papel de Pedro Olano, que fue concejal de Obras con el PSOE, Muguruza anticipó que "no descarta" presentar una denuncia contra él por la "chapucera" tramitación de una obra en la calle Santander, que, según Muguruza, se realizó "sin consignación presupuestaria y ni uno de los pasos administrativos", marcada por su carácter "electoralista", al realizarse en el primer semestre de 2003.

Así, el alcalde relató que cuando accedió a la Alcaldía en 2003 tuvo que levantar un reparo administrativo a estas obras para "evitar la quiebra de la empresa", por lo que anunció que se plantea denunciar a Olano por esta actuación.

Igualmente, confesó que le gustaría que su socio de Gobierno, Rufino Díaz Helguera --que fue uno de los que presentó la denuncia y que ayer no concretó públicamente si la mantenía-- se hubiera "retractado públicamente" de la misma, aunque rechazó que esto afecte a la estabilidad de la coalición porque el pacto se firmó "independientemente" de las personas para lograr la "serenidad" en Castro Urdiales. Con todo, consideró que la actuación de Díaz Helguera fue "ambigua".

Extraído de: eldiariomontanes.es

Muguruza pide el sobreseimiento porque "no hay caso"