lunes. 15.04.2024

La Delegación del Gobierno en Cantabria rechazó ayer las afirmaciones

realizadas por el alcalde de Castro Urdiales en las que acusa de

pasividad a los servicios de la Demarcación de Costas en Cantabria,

organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, en relación con

las labores de limpieza de la playa de Brazomar, ubicada en el término

municipal castreño.
A través de una nota de prensa, desde la Delegación del Gobierno se

recuerda al regidor municipal que «las labores de limpieza de las

playas son competencia exclusiva de los Ayuntamientos, como así lo

establece la propia Ley de Costas. Por tanto, es el consistorio el

único responsable de mantener limpias las playas del municipio».

En

relación con los efectos ocasionados por el temporal del pasado mes de

marzo en el arenal de Brazomar, la Demarcación de Costas en Cantabria

acometerá las labores de reposición de la arena eliminada por el

oleaje, si bien se realizará cuando se disponga de la draga necesaria

para esta labor y siempre que no se perjudique a los usuarios. Tareas

que, por otra parte, no son urgentes, ya que la situación actual de la

playa permite el uso por parte de los ciudadanos.

Además,

desde la Delegación del Gobierno se afirmó que la Demarcación de Costas

no tiene conocimiento de que el Consistorio castreño tenga la intención

de instalar una rampa de acceso para maquinaria en la playa de

Brazomar, ya que no ha recibido petición alguna al respecto para

autorizar la colocación de esta rampa a la que hace mención Fernando

Muguruza.

Rampa de Ostende

Por último, respecto a la

rampa para minusválidos que el Ayuntamiento desea instalar en la playa

de Ostende, «se recuerda a todos los ciudadanos que esta instalación ya

existente en dicho arenal ha sido realizada por la Demarcación de

Costas con el beneplácito de los ciudadanos y de los colectivos de

discapacitados del municipio».

Extraído de: eldiariomontanes.es

La Delegación de Gobierno dice que la limpieza de playas es tarea municipal