domingo. 27.11.2022

El secretario general de los socialistas de Castro Urdiales, Ángel Gil Redondo, en conferencia de prensa celebrada ayer lunes en la sede socialista, expresó que «los últimos acontecimientos, en lo que se refiera a las investigaciones judiciales que afectan a nuestro municipio, han desencadenado una serie de declaraciones, especialmente del líder del PP en Cantabria, Ignacio Diego, y también del alcalde de Castro que, como mínimo, confunden a la opinión pública, por lo que el PSOE castreño se ve en la obligación de aclarar algunos aspectos».

Así se refirió Gil a la polémica surgida entre el alcalde de Castro, Fernando Muguruza, y el responsable del PP cántabro sobre la detención del antiguo técnico de Urbanismo del Ayuntamiento y la investigación judicial de los expedientes urbanísticos SUMP-4 y SUMP7.

Estupefacción

El secretario del grupo socialista manifestó su asombro ante las palabras del edil al afirmar que «él no tenía nada que ver con esos expedientes, ya que pertenecen a la legislatura anterior». «Es increíble que se puedan escuchar tamañas falsedades y, sobre todo, que nadie le responda», declaró Gil Arredondo. Así, continuó, «tanto el SUMP-4 como el SUMP-7 son expedientes en los que el señor Muguruza tiene una responsabilidad total, puesto que la aprobación inicial del Plan Parcial del SUMP-4 se produjo en Comisión de Gobierno el 7 de noviembre del 2003, siendo él quien lo firmó».

También recordó que la Junta de Gobierno Local aprobó inicialmente el Proyecto de Estatutos y Bases de Actuación de la Junta de Compensación del SUMP-4, siendo también aprobado por el edil castreño, quien también lo ratificó finalmente.

En cuanto al SUMP-7, el secretario general de los socialistas argumentó que «analizando el proceso nos encontramos con la misma realidad, la aprobación parcial del plan se produjo en la Junta de Gobierno Local el 23 de junio 2004, mientras que la aprobación definitiva tugo lugar en el Pleno del Ayuntamiento del 9 de enero de 2007, siendo alcalde en ambas ocasiones el señor Muguruza».

Dar la cara

Así, señaló que «lo que tiene que hacer el alcalde es dar la cara y asumir responsabilidades». Lo sorprendente, continuó, «es que diga que él no tiene nada que ver e implique a su socio de Gobierno, Rufino Díaz, lo que demuestra las graves contradicciones del gobierno actual, que son capaces de aguantar falsedades y acusaciones mútuas sin responder ni aclarar nada a los ciudadanos, sólamente por mantenerse en el poder».

El PSOE califica la actitud del alcalde de Castro Urdiales de «falta de responsabilidad sumamente grave». Una vez más, concluyó el secreatario socialista, «se pone en evidencia que quien ocupa la alcaldía de Castro, aparte de carecer aboslutamente de legitimidad por su condición de tránsfuga declarado, no posee ni la categoría ni la honestidad política suficiente para ejercer con responsabilidad un cargo que, quiero recordar, pertenece al tercer municipio de la comunidad cántabra».

Promesas incumplidas

En cuanto a las declaraciones de Ignacio Diego, presidente del PP, «lo primero que tiene que hacer es dar explicaciones del porqué un partido democrático como el suyo, sigue manteniendo en el Gobierno municipal a un tránsfuga y, además, porqué no ha cumplido su promesa de retirar su apoyo al alcalde si había acusación contra él, cosa que ya se ha producido».

Extraído de: elalerta.com

El PSOE critica la actitud del alcalde y la polémica con Ignacio Diego