miércoles. 30.11.2022

El Partido Socialista de Castro Urdiales ha emitido un comunicado con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género en el que ha criticado el “sangrante” recorte presupuestario que han sufrido las partidas destinadas a la lucha contra la violencia de género en los años correspondientes al gobierno popular.

Por su parte, el Partido Popular de Castro Urdiales ha emitido otro comunicado lamentando las “desafortunadas declaraciones” del PSOE y asegurando que la información dada por los socialistas, “íntegramente falsa”, responde a una clara “falta de sensibilidad en la materia”. Los populares acusan al Partido Socialista de usar a las víctimas “como arma arrojadiza” en su discurso político, y han instado a los socialistas a retirar dichas manifestaciones y pedir perdón a las víctimaes de la violencia machista “por el uso indigno, difamatorio y partidista que realizan de una grave violación de los derecho humanos”.

Puedes ver los comunicados íntegros a continuación.





MANIFIESTO DEL PARTIDO POPULAR DE CASTRO URDIALES EN EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO


El Partido Popular de Castro Urdiales, con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género, desea una vez más:

- Reiterar nuestro más firme compromiso en la lucha contra cualquier forma de violencia que sufren las mujeres.

- Rechazar y condenar firmemente la violencia en cualquiera de sus formas, siendo un deber de todos involucrar a toda la sociedad en la protección y educación de nuestros menores y jóvenes, previniendo conductas violentas y garantizando el bienestar.

- Informar a la sociedad castreña de que los menores ya se encuentran amparados mediante la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, impulsada por el Gobierno de España. Además, destacar que los padres disponen de todo tipo de medidas de prevención y protección previstas en dicha ley.

- Apoyar todo tipo de acciones destinadas a una especial atención a mujeres que, además de ser maltratadas, se encuentran en situación de especial vulnerabilidad como discapacitadas, mayores e inmigrantes.

- Reiterar nuestro firme y enérgico compromiso en el trabajo sin descanso por una sociedad libre de toda violencia, que ha de estar concienciada de que el silencio únicamente acaba por convertirse en un cómplice directo.

- Reconocer el espíritu de superación de todas las víctimas de este tipo de violencia, de sus familias y allegados.

- Lamentar las desafortunadas declaraciones del Partido Socialista de Castro Urdiales en relación a la Violencia de Género y acción del Gobierno Regional en este área. Dicha información, íntegramente falsa, responde a una clara falta de sensibilidad en la materia, usando a las víctimas como arma arrojadiza en el discurso político.

- Instar al Partido Socialista a retirar dichas manifestaciones y pedir perdón a las víctimas de la violencia machista, por el uso indigno, difamatorio y partidista que realizan de una grave violación de los derechos humanos.


MANIFIESTO DEL PSOE DE CASTRO POR EL DÍA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

La lucha contra la violencia de género está viviendo uno de sus peores momentos; recortes presupuestarios, datos que se silencian, condenas públicas que no se producen, campañas de sensibilización escasas y erróneas. Como consecuencia de todo esto las mujeres víctimas de esta lacra cada vez tienen menos recursos para la denuncia y eligen el silencio.

La crisis nos afecta a todos y a todas, pero más aún a los más débiles; las mujeres maltratadas forman parte de los más vulnerables, necesitan seguridad, los recursos y el respaldo de las instituciones para salir de la espiral de la violencia. El Gobierno ha dejado de prestar apoyo a este colectivo de mujeres y también a los y las menores que sufren esa violencia.

Las llamadas de auxilio han disminuido, hay menos denuncias y aumenta el número de mujeres que las retiran. La violencia de género se está convirtiendo de nuevo en un asunto privado, de puertas para adentro, del que nada puede denunciarse.

Mientras, el Gobierno no responde, afronta cada asesinato como un dato más para la estadística, actúa insensible ante el drama de estas mujeres, de sus hijos e hijas, el de toda la sociedad.

El recorte presupuestario que han sufrido las partidas destinadas a la lucha contra la Violencia de Género en estos años de Gobierno del PP ha sido sangrante, ya supera el 28%. Esta merma de los recursos supone menos atención, menos sensibilización, menos prevención y más mujeres víctimas de esta violencia.

En estos dos años de gobierno popular han desaparecido centros de atención a las víctimas y otros han sido obligados a reducir las prestaciones por los recortes presupuestarios. Solamente han llevado a cabo una campaña, cuya distribución no correspondió a criterios de sensibilización hacia las mujeres, ni a los intereses de la lucha contra la violencia de género, puesto que su difusión no se realizó teniendo en cuenta la cobertura mediática.

El Gobierno intenta tapar esta realidad anunciando una Estrategia Nacional contra la violencia de género dotada con 1.500 millones de euros, hasta la fecha no se ha podido comprobar la existencia de dicho plan en los Presupuestos Generales del Estado para 2014 en ninguna de las partidas presupuestarias ni en las respuestas a las preguntas planteadas en sede parlamentaria.

En los últimos 10 años han sido asesinadas más de 700 mujeres y la respuesta del Estado debe ser de primer orden; así lo entendimos, por eso cuando los y las socialistas tuvimos responsabilidades de Gobierno aprobamos una de las leyes más avanzadas de nuestro entorno y quizás del mundo, una Ley que inició el camino para la erradicación de la violencia de género en nuestro país y que necesita del continuo apoyo para conseguir el fin para el que se aprobó.

El Gobierno ha tomado otras decisiones que también afectan a la lucha contra la violencia de género: por una parte la eliminación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía que contenía aspectos claves para la prevención y la concienciación de los y las jóvenes; y por otra la inminente aprobación de la Reforma Local que provocará la desaparición de los servicios sociales que se vienen prestando, los relacionados con la promoción y protección de la mujer, los programas de atención a las mujeres, los puntos de información, los pisos de acogida para mujeres maltratadas, y los programas de recuperación para víctimas de violencia de género. El desmantelamiento de estos servicios afectará fundamentalmente a las mujeres del mundo rural.

En Cantabria hay un retroceso de las denuncias de un 5,03%, a niveles de hace 6 años, que se suma a la bajada del año pasado de un 5,2%. Un dato muy grave, acompañado de otros muy significativos: se ha solicitado un 1,16% menos de ordenes de protección que se suma a la reducción del año anterior de un 8%; además de las órdenes que las víctimas solicitan, se concede un porcentaje menor este año, tan solo un 43%; cada vez más mujeres retiran su denuncia, en dos año el PP es el causante de que se doblen el porcentaje de las mujeres que renuncian a seguir con sus denuncias y las llamadas al teléfono de información y asistencia, 016, han bajado ya un 16,3% en el primer semestre de 2013.

En estos dos años de gobierno en Cantabria se han cerrado cuatro de los cinco centros de información y asistencia integral a las víctimas, no hemos visto apenas campañas de sensibilización y prevención , en estos últimos días lo que si hemos visto es como se han dado pasos más graves, han sacado a concurso para su privatización, con cierta dosis de oscurantismo y sospechas de irregularidades, los servicios de asistencia y acogimiento a las víctimas, desmantelando los servicios que hasta 2011 fueron atendidos con notable éxito y reconocimiento por parte de asociaciones y ONGs con más de 20 años de experiencia atendiendo a víctimas de violencia de género y a sus hijos e hijas, a quienes han desprestigiado públicamente y eliminado cualquier diálogo con ellas.

Este es el panorama, una violencia de género que se vuelve a esconder después de años de lucha y esfuerzo por hacerla visible y por conseguir que las víctimas se sintieran seguras y acompañadas. Está claro que la violencia se está quedando de nuevo en casa, de puertas para adentro.


Michelle Meulemans

Secretaria del Igualdad Psoe Castro



Cruce de acusaciones entre PP y PSOE con motivo del Día Internacional Contra la...