jueves. 08.12.2022

Han pasado ya cuatro años desde que el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se comprometió a construir una bolera en Castro Urdiales, si el Ayuntamiento cedía una parcela. Pues bien, a día de hoy, esa parcela que cedió el Consistorio, y que está ubicada en la pedanía de Sámano, apenas se utiliza como aparcamiento de coches.

Ante esta situación, el concejal de IU, Salvador Hierro, ha decidido presentar una moción en el próximo Pleno de diciembre, en la que exige al Gobierno de Cantabria que renuncie a la cesión de la parcela dotacional deportiva en la Unidad de Ejecución 2.13, cedida por el Ayuntamiento de Castro Urdiales, «al no haber hecho uso de ella durante más de tres años».

Hierro recordó que durante la celebración del pasado pleno ordinario del 10 de marzo de 2005, el Ayuntamiento de Castro Urdiales aprobó, por unanimidad, de los grupos municipales, la puesta a disposición del Gobierno de Cantabria de un terreno de 2.360 metros cuadrados, ubicados en Sámano, para la construcción de una bolera. «Y todo ello, después del compromiso verbal del presidente Miguel Angel Revilla, de que si el Consistorio castreño cedía un terreno, el Gobierno regional, a través de la Consejería de Deportes, construiría una bolera».

«Han pasado más de tres años y el Gobierno Regional no ha construido la bolera, ni tan siquiera ha presentado ningún tipo de proyecto en el Ayuntamiento», señaló el concejal de IU.

Pero esta no es la primera queja que se produce desde el Ayuntamiento, ya que desde el equipo de gobierno tanto el alcalde Fernando Muguruza como el primer teniente alcalde, José Miguel Rodríguez López, han reclamado constantemente esa bolera. Y han achacado al presidente regional que no haya cumplido su compromiso, máxime cuando otros municipios de menor población cuentan con bolera.

Extraído de: eldiariomontanes.es

[Ampliación] La bolera que nunca llegó