martes. 28.11.2023

El pasado viernes se clausuró el Parque Infantil de Navidad (PIN) de

Castro Urdiales. Se trata de una actividad que, año tras año, reúne a

los más pequeños de la casa con ganas de disfrutar en las diversas

actividades infantiles que se instalaron en el polideportivo municipal

Pachi Torre. Hinchables, talleres de chapas, maquillaje, barro,

tatuajes, cometas, adornos y tarjetas de navidad, fueron algunas de las

propuestas que se desarrollaron a lo largo de los cuatro días en los

que el Parque Infantil ha permanecido abierto. En total, han sido 18

monitores los que han velado para que las actividades se desarrollasen

con normalidad durante estos días de diversión para los más jóvenes del

municipio.
La inversión realizada por la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento

de Castro Urdiales en este Parque Infantil ha alcanzado los 22.000

euros. La concejala de Turismo y Festejos, Ana Zubiaurre (PP), ha

mostrado su satisfacción por la gran aceptación que ha tenido esta

iniciativa. «La valoración que tengo que hacer es muy positiva», señaló

Zubiaurre quien recordó que este año se ha aumentado a cuatro días la

oferta lúdica y se ha programado en una semana en la que los niños

castreños están en casa y tienen que tener alguna actividad paralela.

«Este año hemos contado con actividades para todos los públicos. Para

los mas pequeños, estaban los castillos hinchables, los talleres, que

además de lúdicos han sido educativos y estaban destinados al resto de

chavales, aunque también, para las más atrevidos, instalamos una

discoteca», dijo la edil popular.

El Parque Infantil de Navidad

concluyó con la celebración de 'chiquilandia', una jornada que incluyó

magia, canciones, malabares, golosinas, todo ellos complementado con

las atracciones de hinchables. Además, también tuvieron ocasión de

disfrutar de un karaoke.

Ahora, a los más pequeños les toda esperar hasta el próximo año para volver a disfrutar del Parque Infantil de Navidad.

Colas para disfrutar de los hinchables

Irene Prats y Arturo Estrada han sido los responsables de las dos áreas

con las que el contaba el Parque Infantil de Navidad. Ambos destacaron

la gran afluencia de niños y niñas. «La asistencia se incrementaba más

si cabe en la tarde, momento en el que los peques acudían con sus

padres y se formaban enormes colas para participar en los talleres o en

los castillos hinchables. Algunos incluso repetían haciendo mayor el

tiempo de espera», señalaron los responsables del PIN.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Las vacaciones más divertidas