domingo. 29.01.2023

Un castreño que ingresó en septiembre pasado en el penal de El Dueso para cumplir condena por un delito contra la salud pública cometido diez años atrás, abandonó ayer la cárcel y regresó a su vida normal al hacerse efectivo el indulto que le ha concedido el Ministerio de Justicia.

La familia de este castreño conoció la noticia hace un par de semanas y ayer lunes dejó la prisión. Según explicó a Europa Press su hermana el indultado está “animado”, aunque lamentan que ha cumplido “cuatro meses y medio” de prisión “sin necesidad”.

Este individuo fue condenado a cumplir tres años de cárcel porque en octubre del año 1996 le incautaron hachís, marihuana y pastillas de éxtasis que, según su hermana, eran para consumo propio y de unos amigos. Hasta seis años después, en 2002, no se celebró el juicio y, tras su condena, el ingreso en prisión no se le comunicó hasta el pasado 2006, cuando ya había terminado toda relación con las drogas y rehecho su vida.

Denegado en dos ocasiones.

Aunque habían solicitado indulto en dos ocasiones previas, había sido denegado. La hermana del indultado no se rindió y volvió a solicitarlo y a enviar cartas al Defensor del Pueblo, la Fiscalía y la Reina. Ahora el Ministerio de Justicia ha concedido la medida de gracia y ha rebajado la pena de cárcel de tres a dos años. Con esa pena, si no se tienen antecedentes penales, no se ingresa en prisión y, por ello, Julián ya ha sido puesto en libertad.

Lo que quiere toda la familia ahora es “descansar”, según explicó la hermana del indultado, quien subrayó la necesidad de cambios en la legislación actual y lamentó que trataran a su hermano como un “traficante ”, mientras verdaderos traficantes “no son condenados”.

Extraído de: elalerta.com

Un castreño que cumplía condena regresa a casa por un indulto