miércoles. 19.06.2024

«Estoy sorprendida. No se me pasaba por la cabeza que el incendio podría haber sido intencionado». Con estas palabras mostraba ayer su sorpresa una vecina del portal 18 A de la calle Díaz Munío, tras conocer la información publicada ayer por este periódico en la que se indicaba que el incendio del edificio de la calle Díaz Munío que obligó hace una semana a desalojar a más de 300 personas y que dejó fuera de sus casas a 56 familias, podría haber sido intencionado.

Aunque esta vecina -que prefirió mantenerse en el anonimato-, no quiso pronunciarse más sobre el tema hasta no conocer oficialmente las causas que provocaron el incendio, sí aseguró que desde que tuvo que abandonar su vivienda el pasado miércoles, reside entre semana en Santander (dónde trabaja) con su madre y su hermana.

Asimismo, reconoció que los fines de semana se traslada a Castro donde se aloja en casa de un amigo. «Tenemos muchas ganas de volver a nuestros hogares», reconoció. Este testimonio de una de las vecinas del portal más afectado por el incendio, representaba ayer con claridad ese sentimiento de asombro tras tener conocimiento, a través de este periódico, de las presuntas causas que provocaron el suceso.

No obstante, y tal y como se informó a los vecinos el pasado lunes, el informe oficial que determinará el origen del fuego se dará a conocer en unos diez días.

La vuelta a casa

Con respecto a la fecha en la que se conocerá el regreso de las 56 familias a sus viviendas, el propio arquitecto encargado de la supervisión de las obras de rehabilitación, Manuel Prieto, señaló que todavía no ha remitido a los Servicios de Urbanismo el pertinente informe en el que se certifique la habitabilidad del inmueble. A partir de ahí el Ayuntamiento decidirá.

Extraído de: eldiariomontanes.es

Sorpresa entre los vecinos tras conocer que el incendio podría ser intencionado