martes. 29.11.2022

Soledad Castillo es la psicóloga que atiende las consultas de mujeres

en el Centro de Información a la Mujer (CIM) de Castro Urdiales. Según

ha explicado a EL DIARIO MONTAÑÉS, «sólo dos mujeres han denunciado ser

víctimas de violencia de género». Un dato que no deja de sorprender,

cuando la directora de la Mujer destacó el gran número de denuncias por

malos tratos que se dan en Castro Urdiales.
-Un mes y medio en marcha el CIM y tan sólo dos denuncias, ¿por qué?

-La

víctima siente miedo, vergüenza y culpa por sufrir malos tratos. Todos

estos factores juntos hacen que no se denuncie y que no se busque

ayuda. Incluso estando en situación de alto riesgo se sigue viviendo en

el hogar, junto al maltratador. Por eso, tenemos que decirles que

siempre guardaremos la confidencialidad de su caso. Forma parte del

código deontólogico de nuestra profesión. En el CIM les orientaremos

para que puedan, a través de ayuda regional y local, resolver su caso.

Les ofrecemos herramientas para formar una red que les ayude a salir de

su situación

-¿Existe un perfil de víctima de malos tratos?

-No

hay un perfil psicológico previo. El maltrato es un proceso que casi

nadie se espera. No es una bofetada sino un goteo continuo de

situaciones diarias en las que el agresor va minando, de manera sutil,

la autoestima y la independencia de la víctima. La aisla y las personas

cercanas, familia o amigos, se alejan de las parejas que padecen esta

situación. Influyen también en el proceso factores culturales, sociales

y económicos . El maltratador tiene poca habilidad social y en casa se

siente 'fuerte' porque asume el rol de poder en la relación.

-¿Agresor y maltratada, tienen baja autoestima?

-Efectivamente. El agresor la tiene y la mujer la va desarrollando al padecer esta situación.

-¿Cómo se identifica al acosador?

-Normalmente

pasa desapercibido. Suele ser esa persona de la que todo el mundo dice

'no me lo puedo creer, si era un encanto', menos cuando es algo ya tan

visible como gritos por la ventana o peleas en público.

-Jóvenes, adultos, parejas, matrimonios..¿por qué hay tanta violencia en la actualidad?

-Porque se han perdido los valores en esta sociedad.

-¿Cuáles son los principales síntomas que muestra un 'agredido'?

-La

mujer que padece este tipo de situación sufre un nivel de ansiedad muy

alto, pierde la autoestima y se siente anulada para tomar decisiones.

Padece un intenso estrés por la situación y para salir de todas estos

graves síntomas necesita ser asesorada y recibir terapia.

-¿Se recupera un maltratado al cien por cien?

-Sí,

después de una recibir terapia psicológica. Lo más importante es que

suelen ser personas que han puesto los derechos de los demás por

delante de los suyos. Piensan más en sus hijos, padres o parejas que en

ellas mismas.

-¿Influye la educación?

-Así es. A las

mujeres nos han enseñado que somos las responsables de nuestro entorno.

Tenemos que reeducarnos en este tema y enseñar, incluso desde los

sistemas sanitarios, a que la mujer estime y valore su salud fisica, su

estado moral, su felicidad. Recordar que el respeto por uno mismo es el

primer derecho.

La angustia de una vecina

El pleno de la Corporación municipal de Castro Urdiales aprobó a

comienzos de mes una moción encaminada a luchar contra la violencia de

género. Un día después de este acuerdo, Punto Radio DM recogió en

Castro Urdiales un duro ejemplo de la angustia que sufren algunas

mujeres, víctimas de malos tratos. Una vecina, de 62 años, que vive en

la calle Venancio Bosco, aseguraba con la voz entrecortada sufrir malos

tratos por parte de su marido, a quien ha denunciado en múltiples

ocasiones.

Testimonio

Elena rompió su silencio. Ha

denunciado que su marido «me maltrata física y psicológicamente». «Le

he denunciado muchas veces y ya no sé si los jueces se lo toman un poco

en broma». Elena, que reside en el municipio desde hace cinco años,

pidió ayuda a los castreños «porque siento miedo, mucho miedo». Con la

voz entrecortada y entre lágrimas, aseguraba que había interpuesto la

correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Castro

Urdiales. «Quiero a este pueblo y sus gentes pero voy a tener que huir

de Castro Urdiales, para esconderme de ese hombre y poder terminar mis

días feliz», apuntaba Elena.

Por último, aprovechó la

entrevista para solicitar ayuda. «Quisiera, por favor, que alguien me

pudiera ayudar un poco, sólo un poco», concluyó. Elena llevaba en su

mano la dirección del Centro de Información a la Mujer. «Ya he pedido

cita», concluyó.

La Policía Local se especializa

Siete agentes de la Policía Local de Castro Urdiales han acudido a un

curso de especialidad en el maltrato en el ámbito familiar, según ha

constatado Domingo García, jefe del servicio. En concreto, se han

especializado para gestionar los casos de malos tratos que se produzcan

en domicilios del municipio.

La noticia la dio a conocer en el

último pleno el edil de Personal, Obras y Servicios, Salvador Hierro

(IU). Lo hizo en el marco del debate de una moción socialista que

finalmente prosperó, de manera unánime, y que pretende prevenir los

malos tratos y la violencia de género.

Los cursos para

gestionar los malos tratos que han recibido los agentes de la Policía

Local han sido impulsados a través de una sociedad particular que se

financia con capital público y con la que colabora la Consejería de

Asuntos Sociales, según el jefe de la Policía Local castreña.

Voluntad

García

aseguró, en declaraciones a este periódico, que «a la edición de este

año, han acudido los policías locales que han mostrado su voluntad e

intención de asitir a los cursos de especialidad, los cuales capacitan

para cubrir la asistencia domiciliaria en casos de malos tratos».

Cabe

recordar que el Ayuntamiento de Castro Urdiales , en colaboración con

el Gobierno de Cantabria, ha puesto en marcha un Centro de Información

a la Mujer para asesorar a las víctimas de malos tratos. La instalación

está ubicada en el edificio denominado 'El Asilillo' de la Residencia

Municipal de Ancianos.


Extraído de: eldiariomontanes.es

Soledad Castillo, psicóloga: «El miedo hace que no se denuncie el maltrato»