domingo. 21.04.2024

El entorno del arenal de Oriñón sufrirá una profunda remodelación que

culminará tras el verano. Un nuevo paseo marítimo, un parking de más de

5.000 metros cuadrados, dos nuevas áreas de juegos infantiles, pistas

de voley- playa y una renovada cartelería informativa son algunos de

los proyectos que Demarcación de Costas de Cantabria empezó a tramitar

el pasado mes de marzo. No obstante, estas obras «de ingeniería dura»

han sido criticadas con contundencia por la asociación ecologista

Greenpeace.
Por un lado, la pedanía castreña estrenará un nuevo paseo marítimo

provisto de bancos y pérgolas, que contará con seis pasarelas

peatonales elevadas y comunicadas entre sí que desembocarán en la

playa. Además, dispondrán de rampas adaptadas para discapacitados. El

nuevo área también estará equipado con pistas de voley-playa y zonas de

esparcimiento para los niños dotadas de juegos, entre los que habrá

columpios, torres, barcos pirata, una locomotora y un balancín. Por

otro, el proyecto, cuyo presupuesto se eleva a más de un millón y medio

de euros, contempla un aparcamiento de temporada con una superficie

útil de 5.263 metros cuadrados en la entrada de Oriñón. El parking

tendrá capacidad para 130 automóviles en total.


Limpieza manual


Además de la colocación de una renovada cartelería informativa

para vehículos y peatones, Demarcación de Costas, organismo dependiente

del Ministerio de Medio Ambiente, se encargará de la eliminación manual

de papeles, cartones, plásticos, vidrios y metales existentes en el

arenal, obviando los restos vegetales porque «suponen un aporte de

materia orgánica» para el suelo.


Greenpeace, sin embargo, considera que la remodelación liderada por

Costas «degradará el ecosistema», ya que se ejecutará «sobre dunas

terciarias» y critica que la Administración «se empeñe» en realizar

obras «de ingeniería dura» en lugar de «dedicar esfuerzos y dinero

público a regenerar el espacio». La entidad dependiente del Gobierno

central sostiene que sí protegerá la zona mediante un vallado que evite

el «paso incontrolado de las personas» y que eliminará el actual

aparcamiento y la pista deportiva para favorecer la revitalización

dunar. También practicará una revegetación autóctona.

Extraído de: elcorreodigital.com

Oriñón estrenará un paseo marítimo y un parking para 130 coches tras el verano