miércoles. 19.06.2024

Después de una Semana Santa pasada por agua toca hacer balance. De «desastre total» calificó ayer esta última semana el representante de la Asociación de Hostelería de Cantabria en Castro Urdiales, Tomás Sánchez Lombraña, quien aseguró que los hosteleros castreños no recuerdan unas fiestas de Semana Santa tan desastrosas en los últimos 30 años.

Que el mal tiempo ha influido es algo evidente, pero Lombraña achacó este fracaso a otros muchos aspectos. «Nos ha fallado el factor económico y sobre todo la carencia de servicios en Castro Urdiales. Pese a que se habilitó en último momento el parque de Amestoy, en el municipio hay escasez de aparcamientos y eso es algo que se corre de boca en boca. Además, se nos está acabando la paciencia porque no tenemos nada que promocione las actividades que se pueden realizar en Castro», dijo.

Sobre la valoración positiva realizada por el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano, el representante de los hosteleros cántabros en Castro afirmó que «el consejero sólo se basa en datos del fin de semana y hay que tener en cuenta toda las semana. La ocupación hotelera en el mejor de los casos nunca ha superado el 50%». Ahora sólo queda dejar atrás esta Semana Santa para olvidar y centrarse en trabajar de cara al verano.

Extraído de: eldiariomontanes.es

La peor Semana Santa para los hosteleros desde hace 30 años