lunes. 17.06.2024

La furgoneta que la Policía interceptó el viernes en un garaje de Castro Urdiales, a sabiendas de que en el vehículo había «una importante cantidad de droga», ocultaba 50 kilos de hachís en un doble fondo construido debajo de los dos asientos delanteros, según informó ayer la Policía Nacional, que ha detenido a dos personas y busca a una tercera para cerrar la que han dado a conocer como operación 'Erre ke erre'.

El trabajo, acometido por agentes de las brigadas de Estupefacientes del País Vasco y Cantabria, tendría que ver con otro anterior relacionado con esta misma red (de ahí el nombre de la operación) en el que la Policía detuvo a una persona, LP.LL.C., alias 'Juanpe', y se incautó de 53 kilos de hachís que escondía en un garaje de Santullán (Castro Urdiales).

Tirando de ahí, los investigadores llegaron a esta segunda fase de la operación, desarrollada el viernes pasado.

Ese día, los agentes detectaron dos vehículos, una furgoneta Fiat en la que pensaban iba la droga y un turismo Volkswagen Golf que debía actuar de 'lanzadera', y cuando les vieron acceder al interior de otro garaje de Santullán -en la urbanización 'Los Robles'- decidieron no esperar.

Allí mismo detuvieron a los conductores de los dos vehículos, que fueron identificados como S.E.A. y A.E.A., de 32 y 38 años, de nacionalidad marroquí y con domicilio en Madrid.

Y allí mismo desarmaron la furgoneta en busca de la droga, que hallaron oculta en un doble fondo construido debajo de los dos asientos delanteros. Había, justo, 50 kilos de hachís.

Un fugado

A los policías se les escurrió sin embargo el dueño del garaje, del que no ha trascendido cómo consiguió eludir el cerco policial y darse a la fuga. «Está pendiente su arresto».

Se trata de I.A.M., de 29 años, nacionalidad española y con antecedentes por narcotráfico.

Según explicó ayer la Jefatura Superior de Policía, el sospechoso «ya estuvo detenido en 2004, cuando se desarticuló una red dedicada al tráfico de drogas que operaba en Vizcaya y Cantabria». Aquel trabajo se saldó con la detención de 17 personas y la aprehensión de siete kilos de cocaína, 8.500 pastillas de éxtasis, 500 gramos de esta sustancia en polvo, speed, 250.000 euros y diversas armas de fuego.

OPERACIÓN 'ERRE KE ERRE'

Detenidos: S.E.A. y A.E.A., de 32 y 38 años y nacionalidad marroquí.

Huido: I.A.M., de 29 años y nacionalidad española.

Incautaciones: 50 kilos de hachís.

Despliegue: Agentes de las brigadas de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía del País Vasco y Cantabria.

Extraído de: eldiariomontanes.es

La furgoneta intervenida en Castro Urdiales ocultaba 50 kilos de hachís bajo los