martes. 27.02.2024

La cueva de la Virgen de Mioño, situada junto a la Playa de Dícido, es un rincón precioso. Se trata de una cavidad natural situada en la misma roca que, según el alcalde pedáneo de la Junta Vecinal de Mioño, Víctor Echevarría Sáez, «lamentablemente era utilizada como basurero, lo que propiciaba el progresivo deterioro de la cavidad natural.

Ante este panorama, nada aconsejable y antiestético además, desde la Junta Vecinal nos pusimos en contacto con la parroquia, transcurría el año 2001, y gracias a la colaboración de ambas instituciones, se decidió convertir, dicha cavidad, en ermita a través de un bonito proyecto que contó con un presupuesto de 6.000 euros, con lo que se consiguió la rehabilitación de la cavidad, la cerramos con una verja de hierro forjado y, finalmente, se colocó una réplica de la Virgen de Mioño cuyo original se encuentra en el altar mayor de la parroquia que, por cierto, es muy valiosa en un doble sentido, como talla y por su antigüedad».

Un asombrado y «muy satisfecho » alcalde pedáneo, señala que «la sorpresa posterior, muy agradable por cierto, ha sido que, en tan pocos años transcurridos, la cavidad natural se ha convertido en un pequeño santuario de peregrinación, en el que diariamente se pueden observar velas encendidas, ramos de fl ores, incluso donativos en metálico que gentes del pueblo, del resto de Castro, incluso de fuera de nuestra fronteras locales, depositan».

Pero la preciosa anécdota que acompaña a todo esto, «es que este fervor religioso no ha ocurrido por casualidad, porque todo está apoyado por una deliciosa leyenda que cuenta cómo la imagen de la Virgen fue hallada sobre la arena de la Playa de Dícido, posiblemente depositada por un temporal marítimo, de los muchos que nos siguen azotando, unos pescadores la encontraron e intentaron embarcarla en varias ocasiones para trasladarla a la parroquia de Castro Urdiales; tantas veces lo intentaron la barca estuvo a punto de naufragar, por lo que decidieron que la Virgen se quedara en Mioño, donde, al parecer, ella quería. Por ello, el día 8 de septiembre, celebramos en el lugar, la festividad de la Virgen de Mioño».

Extraído de: elalerta.com

La cueva de la Virgen de Mioño se convierte en lugar de peregrinación