martes. 23.04.2024

Los pobladores de Flavióbriga, lo que es hoy en día Castro Urdiales,

conocían las ventajas de un mundo de arroyos, saltos de agua, parajes

naturales con árboles y vegetación variada. Por este motivo, para

conocer los beneficios curativos y medicinales que poseen las plantas

que están situadas en la zona más oriental de Cantabria, el

Ayuntamiento castreño ha editado un libro bajo el título 'Plantas

medicinales en nuestro municipio' escrito por Elvira Crespo de Garbisu.
Sin lugar a duda, estamos ante una guía de plantas medicinales,

ubicadas en el entorno de Castro Urdiales, que tiene como objetivo

documentar a numerosas personas interesadas en este tema. Y es que no

sólo hay plantas en los montes y los campos, sino también en la costa,

dónde se pueden encontrar variedad de plantas celulares acuáticas que

los pescadores castreños traen en sus redes llamándolas por sus

colores: 'algas rojas', 'algas pardas' o 'algas verdes', que en

definitiva contienen magnesio, yodo y potasio, además de otros

minerales, metaloides y vitaminas y, cómo no, clorofila en grandes

cantidades.

Este libro engloba un total de 108 plantas o

especies vegetales en las que se hace una somera radiografía indicando

los otros nombres que reciben, su descripción o seña de identidad,

dónde podemos localizarlas, su historia y como no, sus propiedades

terapéuticas o curativas junto al modo de empleo u otras aplicaciones.

Del

mismo modo, se ofrece una serie de precauciones sobre las propiedades

de cada planta a modo de advertencia, por si no fuesen recomendadas

para el consumo humano. Asimismo, se puede observar un apartado de

curiosidades sobre cada una de las especies vegetales que aparecen en

el libro.

Algunas especies

Haciendo referencia sobre

algunas de las múltiples especies que aparecen en este libro, es

ineludible citar al conocido 'diente de león', que puede encontrarse

por los campos de Allendelagua. Este vegetal es sin lugar a duda, muy

recomendado para la insuficiencia hepática, los herpes, el acné, la

gota, el reuma, etc. Si hablamos de la 'agrimonia', que puede

localizarse en los bosques o prados de la pedanía de Islares, sus

aplicaciones terapéuticas se utilizan para paliar las afecciones de la

boca y la garganta, el asma, las jaquecas y los trastornos digestivos

con diarrea.

Otra de las plantas que bien podría ayudarnos con

los problemas de limpieza de caspa, dolor de oídos y hemorroides, es el

'arrayán o mirto', que puede encontrarse en la subida al monte Candina.

Como curiosidad, el la simiente de esta planta vuelve negro el cabello.

Si hablamos de la 'camomila', estamos ante una buena receta contra la

anemia, la fatiga general y las tan odiosas jaquecas. Esta planta se

localiza principalmente en los arcenes y prados altos de Las Muñecas y

El Ventoso.

En definitiva, estamos ante una guía muy práctica

que ofrece con detalle una serie de remedios naturales contra

enfermedades o problemas de salud del día a día, a través de un

centenar de plantas que pueden localizarse en el entorno paisajístico

del municipio de Castro Urdiales.

Curiosidades a la vuelta de la esquina

La 'tomatera' es una planta que se cultiva privadamente en los huertos

de Ontón, Otañes y Sámano con una curiosidad, y es que las hojas de

esta planta ahuyentan a las avispas y los mosquitos, por lo tanto se

pueden colgar ensartadas en las habitaciones. Las manchas de tinta

caídas sobre un tejido blanco se quitan frotándolas con jugo de tomate.

Si

hablamos de la 'ortiga', una especie vegetal que se relaciona siempre

con el picor tras el contacto directo con la piel, curiosamente estamos

ante un remedio contra los dolores reumáticos y el entumecimiento en

caso de intenso frío. Para ello, se sacuden las ortigas suavemente

sobre las articulaciones afectadas.

Distintos modos de preparación

Una vez que se tiene conocimiento de la utilidad de cada planta, es el

momento de preparar el remedio natural. Para ello, hay varios modos de

elaboración como la tradicional infusión; la maderación, cuando la

extracción se hace en frío; la ebullición, que es una infusión en agua

a punto de hervir y finalmente, la cocción, decocción o cocimiento,

utilizando siempre agua hirviendo.

Extraído de: eldiariomontanes.es

El 'medicamento castreño'