miércoles. 21.02.2024

El presidente del Club Atlético Castreño, Francisco Javier Romanelli, el directivo Carmelo García y el director técnico deportivo, León Villanueva, han reivindicado, sobre el terreno, la finalización de las pistas de atletismo del futuro Estadio Municipal de Riomar, así como la totalidad de las obras. León Villanueva señaló que “felizmente se han reanudado las obras para la construcción de las pistas de atletismo, después de la paralización que sufrieron motivada por la falta de recursos económicos de la Consejería de Deportes del Gobierno de Cantabria para poder llevar a cabo su finalización, lo que se ha subsanado y con ello se ha producido un aceleración en las obras, gracias a la inyección económica que últimamente ha sido aprobada por dicha Consejería”.

En cuanto a la torreta de Iberdrola que se encuentra ubicada en el centro de las pistas de atletismo e impide su finalización, dice que “en un principio se realizó un pequeño proyecto que fue aprobado por la Consejería de Deportes y trasladado después al Ayuntamiento de Castro Urdiales para ejecutar las obras de traslado de dicha torre que mantiene el cableado eléctrico y sacarla al exterior de las instalaciones deportivas. Actualmente ¿qué ha sucedido?, pues que ese proyecto ha sido desestimado y estamos elaborando uno nuevo entre la Consejería de Deportes y el Ayuntamiento de Castro para poder, al fin, sacar fuera del recinto deportivo dicha torre, soterrando el tendido eléctrico desde la margen izquierda del río”.

Nueva fase.

 “Ahora el gran problema que tenemos es cuándo se finalizará ese nuevo proyecto, en qué fase está, a qué tenemos que esperar para desplazar esa torre. Pedimos, por favor, tanto al Ayuntamiento de Castro como a la empresa Iberdrola, que se pongan de acuerdo de una vez y terminen con este engorroso y desagradable problema que está frenando gravemente el progreso del deporte en nuestro municipio”. Francisco Javier Romanelli, anunció que “una vez que se terminen las pistas polideportivas y el terreno de juego del campo de fútbol, quedará por construir algo tan importante como es la tribuna, bajo la cual está previsto ubicar los vestuarios, el gimnasio, una pista de atletismo para invierno, control antidopaje, etc. Para ello el siguiente paso a dar es que el Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Deportes, en colaboración con el Ayuntamiento de Castro, libere 1,8 millones de euros, que es el costo establecido. En este sentido tenemos solicitada, desde hace meses, una entrevista con el consejero, señor Marcano, y espero que en un plazo prudencial de tiempo nos reciba, circunstancia que aprovecharemos también para tratar del uso concreto de las pistas de atletismo, en el sentido de que nos permitan usarlas aunque no esté concluida el resto de la construcción.

También es nuestra intención tratar la forma de culminar las obras del resto para tener un estadio que podamos homologarlo, puesto que hasta que no esté totalmente terminado no nos permiten homologarlo”. Finalizó reconociendo que “ha sido, desde el principio, una obra muy difícil, sobre todo por el año y medio perdido que duró el litigio entre el Ayuntamiento y el inquilino que ocupaba una vivienda municipal que impedía la construcción del Estadio, ese es precisamente el tiempo que, lamentablemente, llevamos de retraso. De todas formas, nos gustaría contar, por lo menos, con las pistas deportivas para el próximo mes de febrero de 2008, debido a que la Real Federación Española de Atletismo, nos ha concedido la organización del Campeonato Nacional de Marcha que se celebrará en febrero de 2008”.

Pulmón de la ciudad.

 Carmelo García comentó que “esta zona, ya lo decíamos hace muchos años, será un pulmón de Castro, además de ser emblemática para todos los castreños”. Como quiera que Carmelo ha sido el patrón más galardonado del remo castreño, y ahora es directivo desde hace 8 años del Club Atlético Castreño, recordó que “también fui jugador del equipo juvenil del Castro FC y de la primera plantilla después, por ello me siento ligado íntimamente a este recinto de tan buenos recuerdos”. “El deporte castreño necesita imperiosamente su Estadio Municipal de Riomar y dejar de acudir fuera de Castro a entrenar el precioso grupo de atletas que tenemos y de los que nos sentimos orgullosos por su calidad y el espíritu de sacrificio que están demostrando”, concluyó.

Extraído de: elalerta.com

El Club Atlético Castreño pide la finalización del Estadio de Riomar