miércoles. 21.02.2024

Recientemente ha sido demolido un inmueble-tapón, que impedía la continuación del paseo del litoral que unirá definitivamente la zona de La Atalaya con la de Luchana, para empalmar con el paseo marítimo de Ostende, como paso gigantesco para conseguir la unión, en un futuro próximo, entre la zona monumental de Santa María y el citado paseo marítimo de Ostende, bordeando el litoral castreño.

En este sentido, Rufino Díaz Helguera, como responsable del área de Obras y Urbanismo en el Consistorio castreño, ha recordado que «a raíz de los temporales marítimos que se han venido produciendo en nuestras costas, en las reuniones periódicas que hemos venido manteniendo con los responsables de la Demarcación de Costas, siempre examinamos las diferentes actuaciones. En este caso concreto, debido a las denuncias vecinales, sobre todo provenientes de los que habitan esa zona de la calle Arturo Dúo Vital, donde nos encontrábamos con un antiguo inmueble en el que se desarrolló una actividad de marmolería, que estaba siendo objeto en los últimos años de una actuación o de una actitud de impacto antiestético y que, además, causaba serios perjuicios al ser utilizado, sobre todo los fines de semana, de lugar para la práctica del botellón nada aconsejable».

Explica Díaz Helguera que «en las conversaciones, de referencia, con los responsables de la Demarcación de Costas, últimamente nos ha quedado claro que no se trata de una zona de dominio público en la que sí tendría que actuar si fuera de su competencia Costas, sino que se trata de una zona que se dibuja también dentro de la Ley de Costas y que se denomina de tránsito. Como esta circunstancia nos permitía actuar, el Ayuntamiento lo que ha hecho a través de la actuación de la Brigada de Obras municipal, es proceder a las desconexiones de las líneas eléctricas y, posteriormente, proceder al derribo del inmueble con medios mecánicos». En este sentido, «creemos que la zona va a salir ganando, porque se trata de ir consiguiendo recuperar lo que el mar ha destrozado y también, en ocasiones, destrozó la naturaleza humana y se ha ido manteniendo inadecuadamente. Había que evitar ese impacto antiestético y, sobre todo, dar mayor seguridad a las personas».

Finalizó diciendo Díaz Helguera, que «ahora nos estamos moviendo en dos meses, abril y mayo, no difíciles pero en los que hay que comprometer y aprovechar los plazos para lo que ha de ser la temporada de verano ya prácticamente encima, luego llegará la temporada posterior en la que volveremos a reunirnos con los responsables de la Demarcación de Costas para dar continuidad a esos aspectos que se inician con la senda del litoral Atalaya-Luchana, de manera que, a partir de las actuaciones que acometió el Ayuntamiento en legislaturas anteriores, tenga continuidad ese paseo».

Extraído de: elalerta.com

Demolido un inmueble-tapón en la zona de Luchana para el paseo litoral