domingo. 27.11.2022

A diferencia de otros años, el Ayuntamiento de Castro decidió hace

varios meses unificar en un mismo concurso los servicios de vigilancia,

asistencia y salvamento en las siete playas de la localidad costera. La

temporada oficial de baños arranca el próximo 1 de junio, pero la

convocatoria quedó desierta y, de momento, no hay quien se haga cargo

de estas tareas.
Tras descartar una nueva puja en los mismos términos por falta de

tiempo, el Consistorio optó recientemente por abrir un procedimiento

negociado con la DYA, Cruz Roja y Sport Studio, empresa que se encarga

de las piscinas municipales. La iniciativa volvió a fracasar y ahora el

Consistorio estudiar dar marcha atrás y adjudicar por separado estos

servicios en los arenales del municipio.

El año pasado, el

dispositivo estuvo compuesto por 28 socorristas, dos radioperadores,

dos coordinadores, tres patrones de embarcación y un jefe de servicio,

que trabajaron bajo la supervisión de Protección Civil. Por otro lado,

la DYA se hizo cargo de las asistencias y aportó un médico, una

enfermera, un técnico sanitario y un conductor-técnico. No obstante, la

asociación de ayuda en carretera no pudo presentarse al concurso de

este año por no contar con la clasificación empresarial necesaria para

hacerse cargo de la vigilancia, la asistencia y el salvamento a la vez.

Por

su parte, la Cruz Roja, que sí cumplía ese requisito, tampoco optó a

hacerse con el contrato, cuya cuantía asciende a 200.000 euros. Según

figuraba en el pliego de condiciones de la licitación municipal,

Protección Civil seguiría encargándose de las lanchas que patrullan la

costa y de la coordinación de todo el dispositivo. Fuentes de Cruz Roja

calificaron ese reparto de tareas de «poco práctico». En su opinión, la

organización de las labores y su desarrollo debería correr a cargo de

una misma entidad.

Sólo quedan quince días para el comienzo

oficial de la temporada de baños, por lo que convocar un nuevo concurso

resultaba inviable por una cuestión de plazos. En vista de ello, y tras

abrir un «procedimiento negociado» para la prestación de ambos

servicios, el Consistorio se puso en contacto con la DYA -que por esta

vía sí puede optar a hacerse con el contrato- Cruz Roja y Sport Studio.

Presupuesto «ajustado»

El

plazo para que las tres entidades dieran una respuesta expiró el pasado

lunes sin que ninguna de ellas presentara oferta alguna. Fuentes de la

DYA justificaron su decisión por lo «ajustado» del presupuesto

establecido para hacerse cargo de la vigilancia de los arenales y los

servicios sanitarios. «Sólo los gastos de personal ya suponen entre un

75 y un 80% de la partida», razonaron.

Ahora, el Ayuntamiento se

ve obligado a buscar una solución para que la temporada pueda empezar

con socorristas en las playas. Según fuentes municipales, lo más viable

sería adjudicar los servicios por separado. La proximidad de las

elecciones, sin embargo, «complica» el margen de maniobra de la

institución local.

Extraído de: elcorreodigital.com

Declaran desierto el concurso para asignar socorristas a las playas de Castro