miércoles. 21.02.2024

El concejal de Policía en el Ayuntamiento de Castro Urdiales, Salvador

Hierro (IU), anunció ayer que las obras de reforma de los locales de la

futura sede de la Policía Local se han adjudicado a la empresa Cenavi.

Mientras se realizan los trabajos para acondicionar las instalaciones

de la Policía, unas obras que se prolongarán por espacio de seis meses,

el Ayuntamiento de Castro Urdiales ampliará, antes de 30 días, los

locales que la Policía ocupa en la actualidad, situados en el barrio de

Los Marineros. De este modo se trata de mejorar las condiciones de

trabajo de los agentes que ahora ocupan unas dependencias de escasas

dimensiones. La plantilla de la Policía castreña está formada por 54

agentes.
Cabe recordar que la inauguración de la futura sede de la Policía, que

se ubicará en unos locales de 350 metros cuadrados, estaba prevista

para el próximo verano. La empresa adjudicataria de las obras de

reforma, Construcciones, Obras y Montajes del Principado S L, se

declaró en suspensión de pagos y, como consecuencia de ello, los

trabajos nunca llegaron a iniciarse. Esta empresa asturiana había

ganado el concurso para acondicionar las instalaciones por 337.341

euros.

Obra en Cerdigo

La construcción del depósito

regulador de agua de Cerdigo que estaba acometiendo Construcciones,

Obras y Montajes del Principado S L en esta pedanía castreña también

quedaron paralizadas. En este caso, la adjudicación de la finalización

de los trabajos aún no se ha realizado aunque se dispone ya de

presupuesto. «Tiene que estar por debajo de los 30.000 euros», explicó

ayer el concejal de Desarrollo Industrial de Castro Urdiales, Jaime

Díez Muro (PRC).

Álvaro Hierro, presidente de la Junta Vecinal

de Cerdigo, urgió la finalización de las obras del depósito regulador

antes del verano. El pedáneo criticó que «pese a que la Junta Vecinal

consiguió una ayuda económica regional de 46.000 euros, la instalación

aún no está en funcionamiento, dos años después de tramitar la

petición».

Álvaro Hierro denunció también que han desapareció

las válvulas del depósito regulador, unos hechos sobre los que ya se ha

informado al Ayuntamiento de Castro Urdiales. En estos momento queda

aún por recubrir e impermeabilizar el depósito para certificar el final

de las obras.

De otro lado, Hierro denunció ayer que continúan los problemas de suministro de agua en el barrio de Saltizones.

En

esta zona, los vecinos se abastecen de agua mediante camiones cisterna

o bien toman el agua directamente del río con mangueras.

La

junta vecinal encargó hace unos meses un proyecto a la empresa Aguas

del Norte para resolver el problema pero se está a la espera de que el

equipo de gobierno apruebe el presupuesto para adjudicar estas obras.

Extraído de: eldiairomontanes.es

Adjudicadas a Cenavi las obras de reforma de la sede de la Policía