sábado. 03.12.2022

Con el lema 'Los ciudadanos exigen respeto', varios colectivos

vecinales de Castro Urdiales y UGT Cantabria celebraron ayer, sábado,

una manifestación en contra del equipo de gobierno tripartito. Mil

personas, según la organización (300, según fuentes policiales),

participaron en la marcha de protesta que recorrió, sin incidentes,

varias calles de la ciudad, con salida y llegada en la Plaza del

Ayuntamiento.
El Colectivo en Defensa de la Bahía, las Asociaciones de de Vecinos de

la pedanía castreña de Sámano, 'Otro Castro es Posible' y UGT Cantabria

fueron los convocantes de una manifestación en la que se reclamó que

cesen las «actitudes dictatoriales en el Ayuntamiento de Castro

Urdiales» y también «los abusos de poder».

Vejaciones

Además,

los participantes en la protesta pidieron que «no haya más vejaciones y

corrupciones en Castro Urdiales y sí respeto hacia los empleados

municipales, al cumplimiento de la Ley, a un urbanismo sostenible, y la

preservación de un Castro digno, libre y democrático».

En la

cabeza de la marcha, estuvieron un miembro de cada colectivo y el

secretario general de UGT en Castro Urdiales, Antonio Alonso. Entre los

cánticos que se corearon se pudieron oir frases como 'Castro sí,

Marbella no', 'Queremos respeto', 'Mugu: Al Capone, don Chito

Corleone', 'Castro sí, chorizos no'; 'Mugu, no es coña, vas a ir a

Santoña'; 'Ella, ella, ella, Chito a Marbella'.

Los eslóganes

de la manifestación también se centraron en las denuncias de acoso que

vienen denunciando los funcionarios. En este sentido, mostraron su

apoyo al secretario y a los trabajadores municipales. Al concluir la

protesta, Juan Antonio Saavedra, en representación de la Federación de

Servicios Públicos de UGT Cantabria agradeció la participación de

miembros del sindicato de Vizcaya «que se han unido a los trabajadores

que 'padecen' al tripartito (PP, PRC e IU)». El acto se cerró con un

comunicado leído por Eva Soto, militante de UGT Castro, que denunció

los «insultos, amenazas y coacciones que venimos sufriendo los

trabajadores, siendo el caso más intolerable el que sufre el

secretario».

El alcalde rechaza las acusaciones

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza (PRC), señaló ayer, en

declaraciones a este periódico, que «nunca he faltado al respeto a los

trabajadores del Ayuntamiento. Por eso, esta movilización no tenía base

para celebrarse, aunque respeto el derecho de los vecinos a

manifestarse», dijo.

Muguruza reconoció que, en ocasiones, sus

palabras pueden ser «contundentes, caústicas o aceradas, pero dentro de

la corrección». El regidor regionalista indicó que «seré inflexible

ante determinadas presiones de este tipo».

Extraído de: eldiariomontanes.es

Varios colectivos vecinales y UGT exigen «respeto» al gobierno tripartito