miércoles. 21.02.2024

El Ayto de Muskiz reclamará el enclave si Castro va a los tribunales para solucionar el deslinde.
La pedanía cántabra de Ontón fue territorio vizcaíno. Así lo recoge el histórico documento aprobado por las Cortes Generales que delimitaba los límites provinciales de España en 1830. El escrito se ha redescubierto gracias a un estudio jurídico encargado por la Diputación para solucionar el problema del deslinde con Cantabria. El Ayuntamiento de Muskiz, en cualquier caso, sólo reclamará como propia la zona si el Consistorio de Castro insiste en acudir a los tribunales para determinar con exactitud las fronteras.


El histórico texto, aprobado como norma con rango de ley y considerado la última referencia oficial en la materia, ampliaba el dominio de Vizcaya hasta el río Sabiote, cauce que atraviesa las pedanías castreñas de Ontón y Baltezana antes de desembocar en la playa de Berrón. Son unos tres millones de metros cuadrados de terreno que fueron arrebatados a la provincia vasca tras la segunda guerra carlista, en la que se destruyeron los mojones que determinaban los límites geográficos de cada territorio para construir trincheras.

Respetar la costumbre

La histórica disputa entre las administraciones vascas y cántabras por el territorio se reabrió hace aproximadamente medio año, cuando el Ayuntamiento de Castro decidió reclamar como propio parte del actual término municipal de Muskiz. «Reivindican 300 hectáreas, pero sólo una décima parte de ellas son de dudoso dominio», asegura el alcalde de la localidad minera, Gualber Atxurra.

La Corporación vizcaína, en todo caso, está dispuesta a discutir formalmente los límites de cada localidad en la mesa de negociación que ambos consistorios han pactado tres décadas después de sus últimas conversaciones al respecto. «Ya se lo hemos notificado a Castro y estamos a la espera de su respuesta para iniciar las reuniones y zanjar el tema de una vez por todas», señala Atxurra. Dos personas mayores del lugar aportarán su profundo conocimiento del entorno. «Nuestra intención no es imponer nada, sino aceptar los usos y costumbres de cada zona», explica el regidor.

Extraído de: elcorreodigital.com

Una normativa de 1830 atribuye a Vizcaya la pedanía castreña de Ontón