miércoles. 28.02.2024

El Congreso de UGT-Comarca Oriental, celebrado ayer en el Palacio de Manzanedo de Santoña, aprobó por unanimidad, una resolución

por la que se condena la actitud del alcalde de Castro Urdiales,

Fernando Muguruza (PRC), y del concejal de Personal, Salvador Hierro

(IU), «por su continua vulneración a los derechos fundamentales y la

falta de respeto absoluto a los representantes sindicales y a nuestras

siglas».
Los delegados de UGT en la comarca oriental mostraron su «apoyo,

defensa y solidaridad a los representantes sindicales del Ayuntamiento

y del Hospital Civil de Castro Urdiales para que puedan ejercer con

libertad y dignidad sus funciones para las que fueron elegidos

democráticamente».

Antonio Alonso, secretario general de UGT en

Castro Urdiales, explicó ayer que «los delegados de UGT en el asilo

municipal vienen sufriendo discriminación sindical también en este

organismo que preside Fernando Muguruza». A su juicio, «todo lo que

vaya bajo las siglas de UGT disgusta al regidor municipal y, sobre

todo, al concejal de Personal, Salvador Hierro».

El pleno del

séptimo Congreso de UGT-Comarca Oriental instó ayer al tripartito del

Consistorio castreño a poner fin a «este ninguneo incesante al que se

somete a los representantes sindicales de UGT, a la libertad sindical

en general y a los derechos laborales de sus trabajadores».

Sin acuerdo

Por otra parte, Alonso explicó que en el acto de conciliación de Pablo Arroyuelos,

funcionario municipal y delegado sindical de UGT, celebrado previamente

en el Ayuntamiento, «no se ha alcanzado acuerdo alguno con los

responsables municipales del tripartito».

Arroyuelos presentó

el pasado lunes una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil en la

que dejaba constancia de que el alcalde le había suspendido de empleo y

sueldo de firma verbal. Pese a la suspensión, al no haber una orden

escrita, Arroyuelos está acudiendo puntualmente a su puesto de trabajo.



El empleado en el área de Urbanismo, donde ejerce como

ingeniero, participó en la concentración convocada por UGT el pasado

jueves para exigir al alcalde el cierre de los expedientes abiertos

contra ocho agentes de la Policía Local.

En lo que se refiere

a la reunión de los sindicatos municipales y el concejal de Personal,

Salvador de Hierro, para estudiar la nueva propuesta de valoración de

los puestos de trabajo presentada por el equipo de gobierno, el debate

se aplazó hasta el próximo lunes, jornada en que se celebrará un nuevo

encuentro entre ambas partes.

Extraído de: eldiariomontanes.es

UGT exige al Consistorio que respete los derechos sindicales de los empleados